Camote: Fuente de calorías y proteínas

15 agosto, 2009 8:26 PM
comentarios
Compartir

El cultivo de camote (Ipomoea batatas L.) constituye una importante fuente de calorías, proteínas, vitaminas, (beta carotenos, antocianinas) y minerales, deficientes en la alimentación del poblador rural y urbano, especialmente de los sectores económicamente menos favorecidos. Además, el follaje de este cultivo se utiliza en la alimentación del ganado vacuno y otras especies (caprinas, ovinas y porcinas), por su alto contenido de proteína (16%), similar al de la alfalfa.

En el Perú, el camote se siembra en la costa, selva y valles interandinos ubicados entre 20 y 2000 msnm. En estos últimos años, el área sembrada con este cultivo oscila entre 12, 000 a 14,000 hectáreas (10 mil unidades agrícolas), con un volumen de producción de 190 mil a 224 mil toneladas (0.3% del VBP agrícola) y un rendimiento promedio de 16 t/ha. En la costa central, en los valles de Cañete, Huaral y Barranca, se concentra el 70% del área cultivada con camote.

La totalidad de la producción de camote se destina para el consumo interno, especialmente a la ciudad de Lima metropolitana, donde se consume 132,000 toneladas por año. Sin embargo en los últimos años se ha iniciado la transformación de camote en harina y almidón y la exportación de camote fresco, en pequeños volúmenes de la variedad INA 100-INIA a Inglaterra y Francia. Del año 2002 a mayo 2003 se exportaron 400 t de camote a través de la empresa ATHOS S.A. y Amercian Exporters EIRL. Esta actividad tiene aún restricciones por la falta de variedades con características que el mercado externo requiere.

Canadá y los países nórdicos de Europa, tienen una demanda potencial de 125,000 toneladas anuales e importan entre 30 mil y 40 mil toneladas anuales, de los Estados Unidos, Israel, España y Africa. El Perú posee ventajas comparativas frente a los países vecinos, ya que puede producir camote durante todo el año y a bajo costo. En la actualidad, nuestra capacidad de abastecimiento para el mercado de exportación es de 333 toneladas mensuales (4,000 toneladas anuales), que representan el 10% de la demanda internacional. El mercado externo requiere variedades de color de piel rojo claro y naranja y pulpa color naranja y amarillo. El mercado interno demanda variedades de piel y pulpa color naranja, y variedades de piel morada con pulpa naranja o amarilla.

El rendimiento promedio nacional aún se considera bajo sí se compara con el promedio de otros países como Estados Unidos y Japón que alcanzan 24 t/ha. Esta menor productividad es consecuencia principalmente de la incidencia de enfermedades virales (por el inadecuado uso de los “esquejes-semilla”), del ataque del nematodo de nódulo de la raíz, de insectos aradores y del gorgojo de la raíz. Estos problemas ocasionan la pérdida de la productividad de las variedades y como consecuencia, la reducción de los rendimientos hasta en 60%, con pérdida de la calidad comercial del producto. La falta de cultivares con resistencia genética a los factores bióticos, y con calidad para procesamiento y exportación, limitan significativamente la producción y rentabilidad de esta especie.

El objetivo general del Proyecto Camote, es incrementar la productividad y la calidad de las raíces tuberosas, y los ingresos económicos de los agricultores, a través de la generación de tecnologías y la diversificación del uso de este cultivo, en actividades de transformación primaria y secundaria, que permita una mayor oferta en el mercado nacional e incremente la exportación. Para alcanzar este objetivo, el Proyecto, en los próximos cinco años, realizará acciones de investigación para obtener nuevos cultivares adaptados a las diversas condiciones ambientales, aptos para el mercado interno, exportación y procesamiento. Así mismo mejorar las tecnologías de manejo integrado de plagas que afectan la calidad de la raíz tuberosa, y de manejo post cosecha, que den mayor competitividad al cultivo para la exportación.

La sede del Proyecto Camote es la E.E. Donoso (Huaral, Lima) y su red se extiende al ámbito de las Estaciones Experimentales de Arequipa, La Molina (Chincha) y Vista Florida (Chiclayo). Se establecerán alianzas estratégicas con empresas privadas (Sweet Perú, ATHOS S.A., Ajinomoto, Primafarms, Copra SAC), quienes establecerán alianzas estratégicas, en la ejecución de trabajos conjuntos. Además, los Institutos Tecnológicos (Instituto Rural Valle Grande, Instituto Público de Cañete y Chincha) y productores organizados de los valles de Chincha, Cañete, Huaral y Chiclayo, serán socios cooperantes de la selección y difusión de las tecnologías. El material genético experimental que dará origen a las nuevas variedades de camote, procederá de cruzas realizadas por el Proyecto Camote y del Centro Internacional de la Papa (CIP), con quien se viene trabajando colaborativamente desde hace 12 años, y de las colecciones del INIA.

El Proyecto Camote, está integrada a la Red de Investigación, Producción, Industrialización y Comercialización de Raíces y Tubérculos Andinos; Organismo en plena formación promovido por la actividad privada y pública (Ministerio de la Producción y Agricultura), cuyo objetivo es el desarrollo de la industria de la transformación a través de un flujo de información sobre el potencial industrial del camote, como industria de los amiláceos (harina y almidón), frituras, bebidas, papillas, producción de bioplásticos, alcoholes especiales (Sochu) y producción de colorantes naturales para la industria alimenticia y cosmética.

La selección de clones promisorios de camote para los diversos usos se realizará bajo el enfoque de investigación participativa, con la participación de agricultores, exportadores e industriales lo que facilitará una selección más eficiente y en menor tiempo, además de una rápida difusión del material. Con este sistema de investigación se estima obtener nuevas variedades de camote cada cuatro años, considerando que la tasa de multiplicación de camote a través de propágulos vegetativos es alta y se puede obtener hasta tres generaciones por año. La validación y comprobación técnica y económica del material genético promisorio de camote y de las técnicas de post cosecha del cultivo, serán efectuadas por el personal del Proyecto con apoyo de la Dirección General de Promoción y Servicios Agrarios (DGPSA).


Fuente: Inia

Compartir
¿Te gustó el artículo? Suscríbete a nuestro boletín diario

Escribe un comentario

.
 

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe los últimos artículos de Pymex en tu correo electrónico.