Lecciones de la antigua Roma para los emprendedores de hoy

18 agosto, 2013 11:30 AM
comentarios
Compartir

muro-latin

La historia es un brillante espejo que nos permite ver lo que otros han hecho y obtenido con sus decisiones y acciones, por lo cual, poder tomar lecciones de estos, es una excelente base para analizar el futuro de quien algo decide hacer, y esto es precisamente lo que caracteriza a un emprendedor.

Nadie duda de la influencia de Roma y su devenir histórico (desde la República, hasta la caída del Imperio Romano), fueron los moldeadores de nuestro mundo contemporáneo, para bien y para mal, por ello los escritos de sus autores, militares y políticos, han transcendidos siglos (y hasta milenios), siendo aún hoy totalmente aplicables a nuestro entorno.

Por ello, comparto cinco de estas frases en latín que todo emprendedor debería tener cerca, cada vez que le entre alguna duda sobre sus esfuerzos o emprendimiento, o bien como norte que le permita esa tan necesaria inspiración diaria:

1. “Carpe dien quam minimum credula postero” (Horacio):

La frase completa se puede traducir como “aprovecha el día, ya que no puedes asegurar que otro igual venga después”, por lo cual, todos los días hay oportunidades, y la inacción por parte del emprendedor no hace sino desperdiciarlas imprudentemente ya que dichas condiciones “óptimas” para lograr alguna meta propuesta, pueden no repetirse en tiempo y espacio. Simplemente actúa hoy, no mañana.

2. “Alea iacta est” (Julio Cesar):

la traducción puede entenderse como: “la suerte está echada”, que significa que una vez tomada una decisión, no hay vuelta atrás hasta llevar a su ejecución completa, sea esta exitosa o no. Es ideal para recordar la importancia de terminar con algo una vez iniciado, y no dejar varios frentes abiertos, sino el escogido. Si vas a emprender tu empresa, y ya lo has decidido, no deberías buscar trabajo como empleado, sino oportunidades como empresario incipiente.

3. “Res, non verbam” (Catón el viejo):

Se traduce como “hechos, no palabras”. En una película de los 90s (también recomendada para los emprendedores), se usaba una versión moderna de esta frase: “Show me the money” (muéstrame el dinero), ambas quieren decir que un emprendedor, si bien necesita planificar (y por ello, un plan de negocio es bastante útil), debe poder mostrar acciones concretas. Si ofrece un producto, debe tener como mínimo un prototipo para enseñar a sus posibles clientes, mientras que si ofrece servicio, debe tener un portafolio o clientes que lo respalden (por ello, la importancia de los primeros clientes).

4. “Ex nihilo, nihil” (Lucrecio).

Puede traducirse como “de la nada, nada surge”, si bien está inspirado en la teoría de “Parquímedes”, para nuestro propósito puede entenderse, que quien no se invierte a si mismo, no puede esperar que otro lo haga. Es decir, si no ha creado una empresa, una imagen, una tarjeta de presentación, un blog, o incluso, una cuenta social del proyecto, por qué otra persona debería confiar en que de la nada invertido por usted, pueda salir algún beneficio. Una idea está muy lejos de un negocio.

5. “Macte nova virtute puer: sic itur ad astra”. (Virgilio).

Esta es una frase extraída de la “Eneida”, la cual puede traducirse como: “Ánimo muchacho, que así se llega a las alturas”. Frase que se usa para darle fuerza a los soldados que debían enfrentar adversidades, sabiendo que a través de la superación de estas es que se logra llegar al camino del éxito o de la posteridad. Nadie recuerda a quien todo le fue fácil para ascender, lo impresionante y lo que hace espacio a la historia es ganárselo a pulso. Lograr superar lo difícil, los obstáculos, eso es tallar su nombre como meritorio. Recuerda que estos tiempos de crisis, permiten sobrevivir y destacar sólo a los que se adapten mejor y más rápido.

Vía: emprendovenezuela

Compartir


Escribe un comentario

.
 

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe los últimos artículos de Pymex en tu correo electrónico.

//Banner fondo//