Las antenas de telefonía móvil dañan la salud de la población limeña

24 mayo, 2013 5:53 PM
comentarios
Compartir

antenas móviles

El destacado médico Sacha Barrios Healey manifestó que hay abundantes estudios realizados por científicos y profesionales de la salud que señalan que las torres que emiten microondas de celular causarían cáncer entre los vecinos cercanos, por lo que recomendó que se retiren esas estructuras para evitar poner en riesgo a la población, ante la inminente proliferación de antenas de telefonía celular en zonas residenciales de Lima, como la ubicada en la esquina de las calles Blas Cerdeña y Santa Margarita, en San Isidro,

“Abundantes estudios evidencian los riesgos para la salud de los campos electromagnéticos y las tecnologías inalámbricas. Uno de los más recientes es el informe BioInitiative 2012, preparado por 29 científicos y expertos en salud independientes de todo el mundo, acerca de los posibles riesgos de las tecnologías inalámbricas y los campos electromagnéticos”, señaló el reconocido médico.

En efecto, el grupo de trabajo BioInitiative 2012 concluye que la evidencia de riesgos para la salud de los campos electromagnéticos y las tecnologías inalámbricas (radiación de radiofrecuencias) ha aumentado sustancialmente desde 2007.

El informe revisa 1,800 estudios científicos nuevos que informan de los efectos biológicos y los efectos adversos para la salud de los campos electromagnéticos y las tecnologías inalámbricas (teléfonos móviles e inalámbricos, las antenas de telefonía, WI-FI, ordenadores portátiles inalámbricos, etc).

Precisa también que la exposición crónica a los niveles de las estaciones base de telefonía puede provocar enfermedad. “Es razonablemente previsible que los bioefectos constatados provoquen secuelas para la salud si las exposiciones son prolongadas o crónicas, debido a que interfieren con los procesos fisiológicos normales del organismo, impiden que el cuerpo repare el ADN dañado, provocan desequilibrios del sistema inmunológico, trastornos metabólicos y una menor resistencia a las enfermedades a través de múltiples vías”, detalla el reporte.

Los investigadores refieren dolores de cabeza, dificultad de concentración y problemas de conducta en niños y adolescentes, y trastornos del sueño, dolores de cabeza y problemas de concentración en los adultos.

El informe concluye que “existe mucha más evidencia de riesgos para la salud que afectan a miles de millones de personas en todo el mundo. El mantenimiento del status quo no es aceptable a la luz de la evidencia de daño actual. La evidencia científica manifestada por los nuevos estudios canalizados coincide con un aumento de dolencias y enfermedades directamente relacionadas, registrado en la población”.

Ante estas evidencias, Sacha Barrios recomendó que las antenas de telefonía celular se ubiquen a no menos de 600 metros de las zonas urbanas. “El Gobierno debería crear un reglamento que tome en cuenta los nuevos descubrimientos científicos sobre este tema y alertar al público sobre las consecuencias de las microondas que emiten esas antenas”, señaló. Sugirió a las personas que viven cerca a esas torres que se dirijan a las autoridades municipales. “Deben hablar con los alcaldes y funcionarios de su municipalidad, hablar con los vecinos y exigir que no se ubiquen en zonas residenciales”, refirió.

Telefónica pretende distraer ilegalidad de la antena:

En carta notarial dirigida al alcalde de San Isidro, Raúl Cantella, el ciudadano Fernando Bustamante Letts señala que “Telefónica pretende distraer la ilegalidad de antena aduciendo que el retiro de la antena perjudicará a los vecinos de San Isidro y Miraflores porque se quedarían sin servicio de telefonía celular e internet”. Refiere que “aceptar una especie de esta naturaleza como argumento válido para darle la razón a Telefónica en el marco del Exp. N° 297797-2012 en donde en primera instancia la Gerencia de Fiscalización ya ha ordenado el RETIRO de la Antena, sería totalmente nefasto para el Estado de derecho que rige en nuestro país”.

Estadísticas de mortalidad por neoplasia:

Belo Horizonte con 2.5 millones de habitantes, es la tercera ciudad de Brasil, tiene el mejor sistema de salud a nivel nacional, la mejor educación del país, con un nivel de vida bastante superior al promedio del país. Según la ONU, es la metrópoli con la mejor calidad de vida de Latinoamérica. Sin embargo, tiene la más alta incidencia de cáncer a nivel nacional, un fenómeno difícil de explicar. Belo Horizonte cuenta con la más alta concentración de estaciones base de celular en el país. La pregunta natural fue saber si existe alguna correspondencia. Al evaluar las estadísticas de mortalidad por neoplasia, medida en función a la distancia de una torre de microondas de celular a la residencia del fallecido, se obtuvo los siguientes resultados:

  • A 100 metros de una estación de celular 3,569 muertes
  • A 200 metros 1,408 muertes
  • A 300 metros 973 muertes
  • A 400 metros 482 muertes
  • A 500 metros 292 muertes
  • Más allá de los 1,000 metros 147 muertes

Del total de personas fallecidas con cáncer, el 81.37% se produjo dentro de los 500 metros de distancia a la antena, lo que indica una correlación altamente significativa. En 2008 Lima contaba con 1,414 estaciones base de telefonía móvil, mientras que el resto del país contaba con 1,358, con un total de 2,772 bases a nivel nacional.

“Algunas personas alquilan su casa para una antena, reciben 1,500 dólares mensuales y luego se mudan, dejando la contaminación para todos los vecinos”, alertó Sacha Barrios.

Vía: expreso.com.pe

Compartir


Escribe un comentario

.
 

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe los últimos artículos de Pymex en tu correo electrónico.

//Banner fondo//