3 lecciones de Silicon Valley para nuevos emprendedores

silicon-valley

Para los emprendedores de Silicon Valley no hay nada imposible. ¿Cómo logró esta zona del sur de San Francisco en Estados Unidos ser la cuna de grandes y exitosas empresas de tecnologías de la información?

Silicon Valley logró trascender el atraso tecnológico de la región de los años 50, cuando estaba en auge la construcción de chips y diseño de computadoras donde las empresas emergentes no tuvieron mucho financiamiento, talento e investigación.

Y es que esta región nació sin planearse, cuyo crecimiento fue espontáneo y orgánico. Hoy es un caldo de cultivo para las startups porque ahí convergen inversionistas, universidades, centros de investigación y grandes empresas.

Silicon Valley (también conocida como Valle del Silicio), aloja muchas de las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación (startups). Originalmente la denominación se relacionaba con el gran número de innovadores y fabricantes de chips de silicio fabricados allí, pero definitivamente acabó haciendo referencia a todos los negocios de alta tecnología establecidos en la región.

Uno de los primeros casos de éxito fue Fairchild Semiconductor, empresa de chips para computadoras. Esta compañía fue creada por ocho personas y se convirtió en la segunda mayor firma de chips para ordenadores en el mundo.

Su pequeño equipo de emprendedores generó gran impacto en empleos y crecimiento económico. Hoy el 70% de las empresas públicas de Silicon Valley están vinculadas con Fairchild, generan 800,000 empleos y tienen un valor de más de 2.8 billones de dólares.

Silicon Valley y sus lecciones de éxito

Para los entendidos, el éxito de las empresas en Silicon Valley se concentra en cinco pasos que sustentan el crecimiento de los emprendedores de la región.

  1. Ambición: Una industria de alto crecimiento necesita emprendedores ambiciosos que construyan empresas escalables en el área local. Con esto se mejorará su calidad de vida local y continuará el deseo de crecer.
  2. Crecimiento. Con el fin de lograr un crecimiento significativo, las empresas deben buscar las maneras de obtener talento, financiamiento y clientes. La empresa Fairchild Semiconductor fue capaz de obtener apoyo de un banquero de Nueva York.
  3. Compromiso. Los fundadores deben tener el deseo de permanecer en su área local y compartir sus recursos con la próxima generación de empresarios.
  4. Reinversión. En Silicon Valley, los creadores de empresas exitosas reinvierten en otros emprendedores y empresas. Los líderes de Fairchild inspiraron a los empleados para iniciar nuevas empresas y lanzaron sus propias empresas spin-off como Intel. Y fue parte de la primera firma de capital de riesgo de la región para los emprendedores de la zona.
  5. Innovación. Otro factor que caracteriza a los emprendedores de la región es la innovación que existe en sus productos, servicios o procesos. Para ellos, si un emprendedor no inserta en su idea de negocio la innovación fracasará rápidamente.

Vía: cnnexpansion

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion