5 Hábitos profesionales que te traerán éxito

buenos-habitos-profesionales

No importa si recién estás comenzando tu carrera o si llevas un determinado número de años de experiencia detrás de ti; la clave es tener la actitud y el enfoque adecuado. Pero estos no pueden inventarse, son el resultado de la aplicación de las mejores prácticas y hábitos profesionales.

Cuando alguien está a punto de contratar a una persona, el criterio clave en la que se basa es siempre una sed por la excelencia del candidato.

Las personas más brillantes, independientemente del entorno en el que operan, son los que se ponen constantemente nuevos desafíos y se establecen nuevas metas. Y si quieres ser una de esas personas que constantemente buscan mejorar y avanzar, debes tomar sin demora los reflejos profesionales que llevan al éxito. He aquí algunos ejemplos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Motivación

Hay un viejo refrán que dice: si te estancas, entonces, retrocedes; esto es especialmente cierto en los profesionales. ¿Tus aptitudes actuales te satisfacen o buscas mejorarlas? Si este es el caso, tú encajas perfectamente con el tipo de persona que los empleadores buscan. Participar en cursos, en talleres, ampliar tus habilidades, cuanto más buscas desarrollar tus habilidades, ganarás más valor a los ojos de los potenciales reclutadores.

2. Espíritu comercial

Esto implica principalmente ser dinámico y estar fuera de la burbuja. Ten en cuenta los objetivos más amplios de la compañía para la que trabajas. ¿Qué podemos mejorar? Teniendo en cuenta una visión global de la empresa, encontrarás nuevas maneras de generar beneficios, mejorar la imagen de la marca o alguna otra innovación.

3. Propiedad

No hay nada más satisfactorio para un líder que ver a sus empleados involucrarse y participar activamente en los proyectos como si fueran suyos. Además, nadie quiere ser visto como alguien que rechaza la responsabilidad. Si se te asigna una carga de trabajo, asegúrate de que tomas el debido cuidado de esta, a pesar de que, inevitablemente, tendrás que delegar ciertas etapas en la elaboración de este.

4. Concentración

La capacidad de priorizar entre lo que es esencial y lo que no, y para enfocar tu energía en cosas que son de valor. Demasiados empleados tienden a preferir las tareas “agradables” a las que son cruciales para tu negocio. Además, se debe priorizar la carga de trabajo que también mejora la calidad, por ejemplo: si tuvieras diez tareas, lo óptimo sería obtener buenos resultados sobre las más importantes, que obtener resultados mediocres o no tan buenos sobre las 10 tareas.

5. Introspección

Esto es importante porque siempre es bueno evaluar periódicamente tú trabajo y tú desempeño personal. A intervalos regulares, analiza lo que has hecho, ¿cuáles fueron los resultados de mi negocio y qué es lo que debo hacer de otra forma? Esta capacidad para reflexionar sobre nosotros mismos y, a veces de reprocharnos, te asegurará de que comprendas las lecciones de cada etapa.

¿Qué otros hábitos profesionales crees que te puedan traer éxito?

Vía: journaldunet.com y hellobiz.fr

Foto: estudiacurso.com

Artículos Relacionados

comments