Acciones que llevan tu pequeño negocio al fracaso

acciones-emprendedoras

Según las estadísticas 9 de cada 10 empresas tienen que cerrar antes de tiempo, la alta competencia hace que no sea nada sencillo mantener a flote un negocio, si no se toma las decisiones acertadas y no se posee una estrategia concreta es inevitable no ir al fracaso.

Los empresarios se enfrentan a muchas barreras para emprender y para mantenerse competitivos dentro del sector, pero puede ser tan fácil destruir lo que en muchos años lograron, estas son acciones que llevan un negocio al fracaso:

  • No tener planes estratégicos

Hay que actuar pensando en el futuro, ya que mientras te enfocas en lo presente, otros ya están adelante buscando nuevas alternativas y plataformas para no quedarse en el mercado. No importa si la empresa es pequeña o mediana, se necesita de metas y una estrategia definida para alcanzar objetivos.

¿Para qué sirve un plan estratégico? Es la base del camino, aquí se establecenobjetivos y se trazan acciones para lograrlos, resume en donde estás y a dónde quieres llegar.

–          Mejora el proceso de toma de decisiones.

–          Evita perder el tiempo y recursos en decisiones improvisadas.

–          Ayuda a anticiparse a los hechos del mercado.

–          Ayuda a identificar los problemas de mayor urgencia en base a su importancia e impacto.

–          Prepara a la organización a estar alerta a los cambios.

–           Le ayuda a gestionar mejor aquellos cambios adversos.

–          Identifica las oportunidades de la empresa y las clasifica por orden de importancia. En base a eso se diseña las mejores estrategias para sacarle partido.

 

  • Incremento de confianza

Por más que un producto sea original y único no basta, se necesita de una investigación intensiva y planificación para no caer en el exceso de confianza.

  • No creer en la publicidad

El producto o servicio que ofrezcas no llegarán por obra de arte a la mente del consumidor, es un paso obligado el invertir en publicidad o buscar plataformas más baratas para la promoción. El consumidor necesita saber que ofreces y las ventajas de adquirir tu producto o servicio, más en estos tiempos en donde hay numerosos alcances de información.

  • Negarse a cambiar

El fracaso muchas veces se da debido a la falta de visión y conocimiento del contexto actual, al hecho de negarse a cambiar dentro del mercado. Las condiciones del sector, la publicidad, el marketing y el comportamiento del consumidor dan giros constantes, si no estás preparado estarás destinado al fracaso, veamos algunos cambios notables:

–          El acceso a la información es notable, desde cualquier lugar el consumidor se informa del producto o servicio que piensa adquirir. Ya no es fácil de condicionar y ya no cree en todo lo que le dice la publicidad, prefiere confiar en opiniones de otros usuarios.

–          Hoy en día existen plataformas más baratas e inclusive gratuitas para hacer publicidad, una increíble ayuda para los pequeños emprendedores.

 

  • No evolucionar

Puede que el éxito no sea ajeno, pero más adelante las cosas pueden cambiar y si esto sucede es bueno darle paso a la evolución. No hay fórmulas mágicas que funcionen para siempre, es fundamental aprender, mejorar y adaptarse a las necesidades del sector; todo evoluciona: los clientes, el mercado, los hábitos y preferencias del cliente, hay que estar preparado para eso y anticipar respuestas.

 

  • Olvidarse de los clientes

No hay que dar por sentado que tus clientes serán fieles por siempre, hay múltiples tiendas que podrían darles los beneficios que tu marca no les da, no te olvides de seguirlos, comunicarte con ellos y atenderlos. Mientras mejor atendidos estén no dudarán en seguir confiando, además que son una excelente fuente de publicidad boca en boca.

El cliente es la prioridad del negocio, sus necesidades y opiniones tienen que ser escuchadas para mejorar y adaptarse a los cambios. Es cambiante por eso es esencial escucharlo y así optimizar los procesos, de lo contrario la competencia tomará la delantera.

 

  • No conocer las necesidades y preferencias del cliente potencial

Es importante saber cómo, donde y cuando comunicarse con los clientes potenciales. No se puede simplemente vender y esperar resultados, si no se ha identificado a los clientes, sus gustos y preferencias no podrás establecer las estrategias de marketing.

Cambiar constantemente las acciones de marketing o no lograr una comunicación efectiva con el consumidor, son señales de que no estás realizando correctamente esta tarea y podrían llevarte al fracaso.

 

  • Falta de experiencia

Administrar y gestionar una empresa no es algo que se aprende rápido, de hecho requiere de conocimiento y mucha práctica. La falta de experiencia trae acciones equivocadas, excesivo optimismo y falsas proyecciones, es mejor apostar por ideas de negocio en donde se tiene noción o habilidades claras para que el camino sea más sencillo.

 

  • No evaluar a la competencia

Así como se necesita estudiar al público potencial, también es esencial conocer a la competencia para no caer en el fracaso: conocer sus debilidades y fortalezas para sacar ventaja, por ejemplo ¿Qué es lo que diferencia a tu competencia? ¿Cuál es su valor agregado? ¿Por qué los clientes la prefieren? Son muchos factores que sirven para mejorar y cambiar en base a las exigencias del cliente.

La competencia por todos los medios intentará crecer y diferenciarse del resto, así que es mejor prever para saber enfrentar cualquier acción ¿Estás preparado?

 

– Pasos para estudiar a la competencia

     – Comprar sus productos y servicios, te permite analizar la calidad, precios, beneficios y garantías, además te sirve para conocer el método de venta (importante para fidelizar a los clientes).

Consultar a los propios clientes, las opiniones son la mejor fuente para investigar, saber porque prefieren el negocio en vez de la competencia, aquí se identifican las preferencias del público y los factores a mejorar en el negocio.  Las pequeñas encuestas son soluciones ideales ante estos casos.

  • No contar con el personal correcto

Está bien que se trate de un negocio familiar, pero no por eso tienes que emplear a todos tus amigos o sobrinos, para alcanzar el éxito se necesita de personas preparadas en la tarea. Los expertos recomiendan: contratar solo al personal necesario y que aporte un verdadero valor de rentabilidad al negocio.

Vía: Merca 20, luisvivesces.org y objetivonegocio

Foto: diario de emprendedores

 

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.