Claves del comercio electrónico: Negocios abiertos las 24 horas

Claves del comercio electrónico: Negocios abiertos las 24 horasAl igual que internet no cierra sus puertas, ni de día ni de noche, con ello, tu negocio online tampoco. Esto supone una gran diferencia frente a las tiendas tradicionales, lo que puede ser una gran ventaja. En nuestra mano está el saber aprovecharla, dado que una gestión inadecuada podría suponer un gran inconveniente.

– Se amplía el horario de apertura, ahora es perenne, 24 horas al día, 365 días al año. Esto implica una presencia constante de tus productos en la red; las puertas de tu negocio nunca se cierran. Seguro que siempre has soñado con mantener tu establecimiento abierto por la noche, o los días festivos. Pues bien, tus deseos se han hecho realidad.

– Ahora tus productos tienen mayor visibilidad. Frente a las atiborradas estanterías de las tiendas, aquí cuentas con un espacio prácticamente ilimitado para mostrar tu oferta comercial. En tu mano está saber vender el producto en este nuevo medio. Dado que no es posible tocar el producto, hay que suplir esta carencia aportando la mostrar información sobre el producto, completa y detallada: imágenes, consejos de uso, vídeos explicativos.

– La opinión del cliente también es importante. Muchos de las tiendas online de internet ofrecen información de productos pero no proporcionan herramientas o disponen de espacios donde los propios consumidores puedan valorar su experiencia de compra o la calidad del producto.

– Perder el miedo a las críticas y opiniones es importante y podemos aprender mucho de ello. Ofrecer la posibilidad de sugerir comentarios de los clientes puede influir de forma positiva en las decisiones de otros compradores o a mejorar nuestros servicios y productos cuando estas se manifiestan bajo un contexto negativo.

– Un alto porcentaje de usuarios utiliza internet para ampliar información, que posteriormente utiliza para comprar el producto físicamente. Incluso es habitual que los clientes recurran a la web cuando se encuentran en la propia tienda. Juega en casa, vincula la web a tu tienda física, incluye códigos QR al lado de los productos, con su ficha detallada. Aumentarás las posibilidades de cerrar la venta.

– Más canales de promoción. En una tienda online no puedes poner un repartidor de propaganda en la puerta para atraer a todo el que pase, pero sí existen otros métodos y multitud de herramientas y canales para dar a conocer nuestros productos; en este caso aprovechando el entorno online, como la optimización del sitio web, campañas de SEM o el e-mailing. Además, puedes utilizar la gran fuerza de las redes sociales para aumentar la relevancia sobre la marca y sus productos, o crear una comunidad relacionada con nuestro propio negocio.

Fuente: Puro Marketing

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.