Errores que un consumidor no acepta en una tienda virtual

consumidor-online

Cada día son más las empresas que apuestan por abrir una tienda virtual, ya que es un hecho que los consumidores se han trasladado a la red y están más abiertos a comprar en línea a diferencia de años atrás. Sin embargo la masificación de esta alternativa ha hecho que salgan tiendas en línea mal implementadas, y que en vez de otorgar facilidades al público se convierten en un dolor de cabeza para ellos.

¿Tu tienda virtual se adecua a las exigencias del cliente actual? Conoce los errores que un consumidor no perdona en un e-commerce.

-Enlaces incorrectos

El comercio digital tiene que ser rápido y eficaz, la gente no está dispuesta a esperar demasiado a menos que sean clientes fieles a la marca. Muchas de las compañías se dedican a invertir en grandes campañas online y publicidad en redes sociales, sin embargo poco se preocupan por los anuncios o enlaces del propio sitio web, los cuales al darle click llevan a los usuarios a contenidos que realmente no le interesan, motivando a que abandonen la página y a un intento de venta fallido.

-Un motor de búsqueda deficiente

Si el espacio de la tienda virtual no cuenta con un motor de búsqueda eficiente puede perder muchos clientes, hay que tomar en cuenta detalles como sugerencias, resultados pertinentes, corrección de errores, entre otros, la idea es ayudar al máximo al comprador a encontrar lo que busca.

-Poca información con relación a los productos

Por tratarse de una tienda en línea se necesita de más información, ya que a diferencia de un comercio tradicional el cliente no cuenta con el producto a la mano. La clave es generar confianza y para lograrlo hay que explicar a detalle los datos del producto, tallas, colores y si es posible poner fotos de todos los ángulos.

Optimiza las página principal, los motores de búsqueda, detalles en la ficha, imágenes con zoom, comentarios de otros compradores y si es posible videos explicativos.

-Falta de veracidad en los datos del servicio y pago

Lo mejor es ser transparente con los clientes en línea, ellos tienen que conocer cada detalle con respecto al servicio y gastos, no vaya ser que a última hora terminen dejando su carrito de compras por alguna molestia final. Los compradores virtuales no toleran un sitio que no es veraz, por eso es clave generar confianza para brindar una experiencia de compra ideal.

-Retrasos en la entrega o plazos establecidos

Si la tienda virtual ofrece algo cúmplelo, la clave es cumplir con el plazo acordado y con el stock correcto, ya que de lo contrario corres el riesgo de posibles devoluciones o en el peor de los casos crear desconfianza en los consumidores. Cuando se compra en una tienda convencional se paga y ya el producto está en las manos del usuario, una facilidad que las tiendas online no tienen, es por eso que la garantía y el ajuste de tiempos de entrega es fundamental.

-Barreras y complejidad a la hora del proceso de compra

No hay nada más molesto para un consumidor online que llenar miles de formularios para realizar una compra, si bien es cierto se necesita de un proceso seguro y al detalle, bien se pueden eliminar algunas características que solo hacen perder tiempo. Analiza que factores no son indispensables a la hora del proceso de compra para evitar que los clientes se aburran.

Que el usuario a la hora de comprar en la tienda virtual lo haga de forma sencilla e intuitiva, cada paso de compra tiene que ser claro y preciso. Es preciso que se les facilite la tarea, además puedes optar por un espacio de preguntas y respuestas ¿Cuáles son los gastos de envío? ¿Se puede devolver si el producto no cumple las expectativas?¿Cuánto se demora el proceso de entrega?

vía: emprendedor.pe, foromarketing y universia

foto:baquia

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.