La importancia de esquivar los errores más comunes en el comercio online

En el comercio electrónico, los factores que vemos repetidos en los cierres suelen ser derivados de la escasa formación de base sobre Internet como medio; osea desconocer las herramientas, la forma de conseguir visitantes, la manera de medir los datos recopilados y la forma de saber interpretarlos.

En el e-commerce es esencial dominar la parte técnica, pero tampoco hay que descuidar la del negocio. Muchas veces, el error más habitual se produce cuando el emprendedor piensa que la tienda online va a funcionar sola, “y se centra demasiado en la parte tecnológica, olvidándose de probar el producto.

En muchas ocasiones, hemos visto que los empresarios que se introducen en el mundo del comercio electrónico se niegan a crear equipos internos para su gestión. Figuras como el responsable de la tienda o el del social media son importantes en la estrategia interna de la empresa.

En el fondo, muchas firmas online quiebran porque se subestima el medio. Algunos empresarios que apenas tienen experiencia en la red tienden a pensar en Internet como el hermano pequeño del comercio tradicional y no como un canal diferente con sus propias reglas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




No obstante, a pesar de que un comercio en la web obligue a dominar aspectos como el posicionamiento y el márketing online, como todo negocio, una empresa online también debe contar con un buen business plan y un equipo humano adecuado. En el fondo, abrir una empresa en Internet no difiere tanto de ponerla en marcha en el mundo offline. Las reglas son prácticamente las mismas.

Por ello, exportar un modelo de negocio tradicional a la web tampoco está exento de errores. El problema, en ese caso, suele darse cuando el empresario no sabe complementar la empresa con ese nuevo canal y desconoce cómo gestionarlo.

Una buena idea la puede tener mucha gente, el secreto del éxito es saber ponerla en marcha de la mejor manera. También en Internet. Cualquiera que quiera montar un negocio en la red debe saber posicionarse. Para ello es importante diseñar una buena campaña de márketing.

En este caso, hay que tener una buena estrategia SEO (search engine optimization) y de SEM (search engine marketing). Algo que no es sencillo. Además, es esencial que cuando el consumidor te encuentre, la experiencia que viva como usuario sea excepcional. Es decir, que comprar en ese portal sea fácil, intuitivo, seguro y no requiera de muchos pasos.

Fuente: Expansión

comments

Autor entrada:

Deja un comentario