Los pecados de un negocio online

Todo emprendimiento necesita de un buen plan de negocios. En el mundo digital, no existe una excepción a esta regla. Todo error o mala práctica ante un emprendimiento online constituye un pecado que puede ocasionarte muchos problemas.

A continuación te mostraremos los siete pecados en que suelen caer los emprendedores inexpertos al momento de iniciar un negocio en Internet:

1. Falta de objetivos :Un negocio online sin objetivos claros fracasará antes de comenzar. Entonces, tu sitio Web debe hacer algo: vender, automatizar procesos, disminuir costos operativos; es decir, debe tener un beneficio concreto para tus clientes y para ti.

2. Olvidar a tu público objetivo: El sitio Web debe gustarte, pero ten en cuenta que no eres el consumidor final. No pierdas la perspectiva de lo que quieren los consumidores.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


3. Encargar la realización del site a un programador: No basta con tener a un buen programador en la realización de tu sitio Web, sino que quien debe supervisar el desarrollo de éste es algún especialista en marketing. Recuerda que tu portal debe estar hecho para contribuir a los objetivos de marketing.

4. Anteponer la tecnología a la idea: Desde la aparición de la tecnología flash, muchos buscan diseñar sus sitios con ella, pensado que mientras más espectacular y más efectos tenga su sitio Web, mejor y más creativo se verá. El problema es que terminan saturando a los visitantes con animaciones o videos introductorios, páginas que nunca cargan y efectos que distraen la vista en lugar de ayudar. Nunca cometas este error.

5. No contar con una estrategia que permita llevar tráfico al site: Puedes tener el site más espectacular de todos, pero si nadie lo ve, no sirve. Cuando solicites la realización de un site, también debes desarrollar una estrategia que permita llevar tráfico cualificado hacia tu negocio Web.

6. No buscar el Feedback: Ésta es otra de las grandes ventajas de este medio que casi nadie explota. No cometas el error de olvidar que Internet, además de ser una herramienta de ventas, permite recolectar datos de tus clientes potenciales.

7. No medir resultados: Muchos hablan de lo maravilloso que es el poder tener resultados en tiempo real a través de Internet, pero casi nadie se preocupa en medirlos. Son pocos los que miden sus estadísticas y lo peor es no realizar cambios de acuerdo a lo que éstas indican.

Fuente: www.SoyEntrepreneur.com

Artículos Relacionados

comments