Los valores centrales de tu negocio en Internet

Muchos emprendedores deben saber que aparte de tener la visión para su negocio, también es bueno hacer una lista de valores que quieren ver reflejados en su gestión empresarial.

Por ese motivo, así siempre podrás recurrir a tu lista de valores cuando sientes que estás muy ocupado, frustrado o estancado con tu negocio en Internet.

¿Cómo defines los valores centrales de tu negocio en Internet?

En este caso, puedes hacerlo desde diferentes ángulos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Piensa en lo que tú quieres que tus clientes experimenten al comprarte.

– Medita en la imagen que quieres proyectar con tu negocio y procura que sea un fiel reflejo de tu persona.

– Pregúntate cual es la impresión, buena o mala, que te han dejado otros negocios.

– Identifica la razón por la cual obtuviste esa impresión y define el valor (o la falta de él) que está detrás de esa acción.

Luego elabora una lista de 5 a 10 valores que regirán tu negocio y compártelos con tu equipo.

Un conjunto de valores que rigen tu negocio son claves para servir mejor a tus clientes, vender tus servicios e impactar al mundo con lo que haces. A continuación algunos valores que rigen en los negocios:

– Integridad: Hacer lo que es correcto aunque signifique perder dinero, tiempo y/o recursos.

– Entregar cada vez más: Estar siempre buscando maneras de proveer más ayuda, más información, un mejor servicio y más gratitud, para cambiar las vidas y los negocios de mis seguidores y de sus familias.

– Estar informado: Estar en constante contacto con los seguidores, miembros y clientes para poder ayudarles y servirles mejor.

– Hacer un impacto positivo a todo nivel: Tratar a cada cliente, miembro y suscriptor con un alto nivel de servicio y de soporte, para que su experiencia sea un “plus” en su vida, desde el menor mensaje por email hasta el programa más exclusivo de coaching.

– Responsabilidad: Tomar el 100% de responsabilidad por los errores e inconvenientes y buscar soluciones que dejen a mis clientes/seguidores y miembros satisfechos.

– Ser un ejemplo: Predicar y practicar. Ser un modelo para los demás de nunca rendirse, de siempre estar ahí, de siempre estar aprendiendo, creciendo y saliendo de mi zona de confort para enfrentar nuevos desafíos.

– Equilibrio: Un negocio exitoso no tiene sentido si estás agobiada y agotada. Debe ser entretenido para todos los que lo siguen.

Fuente: Gestiopolis

comments

Autor entrada:

Deja un comentario