¿Cómo puedes aprender sobre los sistemas de un negocio?

sistemas-de-un-negocio

Para ser dueño de un negocio no basta con tener mucho capital o una gran idea. Es que un negocio no es una cosa diminuta, es un sistema integral. Por ejemplo, hay carpinteros que tienen la destreza para hacer muy lindos muebles. Sin embargo, tras renunciar a su trabajo y mandarse como independiente terminan fracasando. ¿Por qué? Porque el negocio de la carpintería no es sólo hacer buenos muebles. Es únicamente una parte pequeña del negocio. Hay varios sistemas involucrados en él, desde la distribución, la compra de insumos a los proveedores, las estrategias de marketing para atraer clientes o los procedimientos para contratar personal.

Dominar esos sistemas puede ser sencillo para alguien que tiene una maestría en Gerencia Empresarial, también conocida como MBA en nuestro país. Sin embargo, pocos somos los que tenemos el dinero o el tiempo para cursar un posgrado como éste. Pero, no nos podemos quedar de manos cruzadas. Existen otras formas para aprender a ser un dueño de negocios exitoso.

  1. A TRAVÉS DE UN MENTOR

Es la forma más económica de todas las que te vamos a presentar. Además, no requiere de tiempo invertido ya que a la par que abres tu negocio, puedes ir recibiendo los consejos de este mentor. Lo complicado está en encontrar un mentor que sea capaz de dar parte de su tiempo para enseñarte a gestionar un negocio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Claro, puedes pensar que los bancos ofrecen consejeros de negocios para sus clientes. O existen otros consejeros independientes. Es cierto. Pero, difícilmente, sus consejos te sirvan para el plano práctico de los negocios. Esos consejeros son empleados al igual que tú. Nunca han emprendido un negocio. Conocen algunos conceptos básicos de administración, logística  y recursos humanos, pero desconocen cómo se manejan los sistemas de un negocio específico. Cuando hablamos de un mentor, hacemos referencia a una persona que viene administrando negocios durante años, y que tiene la suficiente experiencia como para hablar de sistemas con sustento práctico.

  1. A TRAVÉS DE UN EMPLEO

Esta es otra fórmula que no requiere inversión (de hecho, hasta vas a ganar un salario), pero sí de tiempo. Te tomará unos 5 años en promedio aprender todos los sistemas de ese modelo de negocio en el que pretendes incursionar. Y, ojo, no se trata de meterse a un empleo en la que trabajes como operario. Los operarios o los empleados de un sector específico no aprenden nada o casi nada sobre los sistemas de un negocio. Debes apuntarte como empleado en funciones directivas.

Únicamente en las funciones directivas lograrás aprender sobre los sistemas de un negocio. Te tocará conversar con los dueños, con el gerente general, con los jefes de áreas, y planificar el rumbo del negocio. Así aprenderás cómo se maneja el área logística, el de producción, el de recursos humanos, el de ventas, etc. Un dueño de negocios es, lo que se conoce en el terreno del conocimiento, un todista.

  1. A TRAVÉS DE UNA FRANQUICIA

Esta tercera fórmula no requiere de tu tiempo, pero sí de una gran inversión. En una franquicia, todos los sistemas del negocio están automatizados, el franquiciante te lo entrega todo en bandeja después de haberle pagado la suma correspondiente por los derechos de la franquicia. Por lo general existe un manual escrito para cada uno de los sistemas (esto incluye hasta los colores y el diseño del local), y tú solo debes limitarte a seguir lo dictado.

A diferencia de un negocio nuevo, una franquicia te permite obtener préstamos bancarios con mayor facilidad. ¿Por qué? Porque los bancos reconocen la importancia de los sistemas en un negocio. En una franquicia, los sistemas ya han demostrado su éxito. En cambio, en un negocio nuevo creado por ti, los sistemas aún están en formación, y el éxito del negocio está aún por verse.

Vía: “El cuadrante del flujo del dinero” por Robert Kiyosaki

Foto: univertia.es

Artículos Relacionados

comments