10 principios básicos para iniciar un negocio

Emprendedor, emprendimientoEste decálogo presenta una serie de pasos que debes cumplir para superar el miedo, mitigar riesgos y alcanzar el éxito en tu proyecto de negocio.

 

1. Idea: Existen dos caminos comúnmente usados para responder a esta pregunta: Contar con una nueva idea de negocio, original, que no exista en el mercado o desarrollar un producto o servicio que ya existe, pero dándole un giro nuevo, lo que muchos conocen como valor agregado.

2. Integrantes: Por lo general una empresa se inicia con los impulsores del negocio estando el emprendedor a la cabeza. Otra manera es buscar un socio capitalista, para incrementar los recursos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Planificación: En este punto se elabora el Plan de Negocios, que será la herramienta fundamental para especificar cómo se desarrollarán todos los aspectos de la empresa: en él tendrá que describir las estrategias a seguir para alcanzar los objetivos planteados.

4. Ubicación: Los expertos aconsejan situarse cerca de los potenciales clientes y no muy lejos de los recursos necesarios para el funcionamiento de la empresa.

5. Fechas: ¿Cuándo comenzar? Hay varios factores a considerar antes de elegir el día para iniciar operaciones. Un ejemplo puede ser el plazo en el pago de impuestos, o esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, entre otros.

6. Recursos: Éstos pueden ser de dos tipos: económicos y humanos. Debe considerar aquellos que necesita para hacer frente al inicio de la actividad y aquellos con los que ya cuenta actualmente.

7. Razones: ¿Para qué quiere emprender? Si bien, la mayoría de las veces los objetivos son meramente monetarios, es indispensable identificarlos y 

tenerlos claros desde el comienzo.

8. Entorno legislativo: El emprendedor puede llevar a cabo un estudio acerca de qué forma jurídica es la mejor para la actividad que realiza la empresa (sociedad mercantil, persona física, entre otras). Además, eso le permitirá optar por beneficios como el menor pago de impuestos, subvenciones, financiamiento, entre otros.

9. Clientes: Los clientes son lo más importante en los negocios. Por ello, el emprendedor debe tener claro a qué personas o entidades van dirigidos sus productos o servicios, y saber sus necesidades, gustos y estilo de vida.

10. Inversión: ¿Cuánto va a invertir? Es fundamental, para completar el proceso de inicio, conocer cuánto dinero invertirá el emprendedor para echar a andar el proyecto. Entre las preguntas que surgen, está: ¿Necesitaré más dinero o financiamiento? 

Para saberlo deberá tomar en cuenta todas las necesidades: activos materiales e inmateriales, recursos humanos, formación y caja. Además, en este punto el emprendedor debe valorar cuántos clientes son necesarios para que la empresa esté en su punto de equilibrio.

Fuente: SoyEntrepreneur

comments

Autor entrada:

Deja un comentario