Analiza el modelo Canvas antes de aplicarlo a tu idea de negocio

modelo negocios

Hoy en día, una de las formas para conocer si nuestra idea de negocio puede ser viable, es someterla a un test. Esto puede revelar cuáles son sus puntos fuertes, cuáles son sus debilidades, las amenazas a las que se va a tener que enfrentar y las supuestas oportunidades de las que se tiene que aprovechar.

En este caso, cada vez se utiliza más el “Modelo Canvas”, una herramienta diseñada por Alex Osterwalder que se basa en la idea de lienzo o capas que al superponerse los unos sobre los otros, nos ofrecen una idea mucho más realista de la empresa que tenemos en nuestras manos.

Pero si no conoces a que se refiere este modelo, cómo puede funcionar nuestra idea de negocio o si realmente se trata de una empresa que puede ser viable, a continuación vemos algunas claves de este modelo.

1. Clientes

En este caso, se pregunta ¿A quién vamos a vender nuestro producto o servicio? ¿Quiénes van a ser nuestros clientes? Podemos tener la mejor idea del mundo o un “producto revolucionario” pero ¿tenemos a alguien a quién vendérselo?

2. Propuesta de valor

La propuesta de valor es probablemente el concepto que tenemos que tener más claro. Básicamente se trata de determinar a qué necesidad estamos dando respuesta con nuestro producto. ¿Qué valor ofrecen a los clientes? ¿Cuál de los problemas de los clientes ayudan a resolver? ¿Qué necesidades de los clientes se cumplen?

3. Canales de distribución

Se examinan nuestros canales de distribución, tanto en la forma en que hacemos llegar nuestros productos o servicios como la forma en la que lo comunicamos. En este apartado analizaremos pues no sólo la entrega, sino todas las fases de la venta: pre-venta, entrega, pos-venta, asistencia técnica.

4. Relación con nuestros clientes

Se tiene que valorar tanto las acciones que llevamos a cabo para adquirir nuevos clientes, como las que van encaminadas a retenerlos y fidelizarlos. También es importante valorar el tipo de asistencia que vamos a proporcionar (personal o personalizada para cada cliente, si es automática, si auto-servicio o si implica que los clientes se involucren en una comunidad).

5. Fuentes de ingresos

De qué forma se generan los ingresos en nuestra empresa. Puede que se trate de una venta finita de un activo o puede que estemos hablando de una tarifa o suscripción. Puede ser un alquiler o una licencia, a veces únicamente puede tratarse de publicidad.

6. Recursos clave

Son los recursos que necesitamos para que nuestra empresa pueda funcionar. Recursos que pueden ser físicos (almacenes, vehículos, maquinaria, ordenadores, etc.) intelectuales (patentes, marcas, innovación técnica), humanos (tanto el personal de la empresa como las habilidades necesarias) y financieros.

7. Actividades clave

Para entregar la propuesta de valor se deben desarrollar una serie de actividades claves internas, a partir de los recursos clave. Estamos hablando de actividades de producción, innovación, desarrollo pero también de marketing y comercialización.

8. Alianzas clave

Podemos firmar alianzas clave con no competidores, pero también podemos colaborar estrechamente con nuestra competencia en áreas que son de interés común. Más allá, podemos apostar por modelos para entrar en nuevos nichos de negocio.

9. Estructura de costes

Describe todos los costes en los que se incurren al operar el modelo de negocio. Se trata de conocer y optimizar las costes para intentar diseñar un modelo de negocio sostenible, eficiente y escalable.

Como vemos este modelo es usado por algunos emprendedores o empresas con diferentes resultados ¿Te parece adecuado aplicar este modelo en tu empresa?.

Vía: Muy Pymes

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion