Cómo perder el miedo a emprender

Miedo

No existe el miedo a emprender. Existe el miedo al fracaso a la hora de emprender un negocio. Una vez tengas asumido ese miedo y la posibilidad del fracaso, todo te será más fácil.

No obstante, aquí van algunos consejos para que estés más seguro de tí mismo a la hora de iniciarte en el mundo de los negocios.

1. El éxito nunca está garantizado, pero únicamente lo encuentra aquel que arriesga.

No hay mayor fracaso en ésta vida que no hacer nada por miedo al fracaso. La vida está llena de victorias y de derrotas. Las victorias son para animarte a continuar y las derrotas sirven para que aprendas a ejecutar otras estrategias alternativas para alcanzar la victoria.

2. El éxito comienza con la calidad de las personas que te rodeas.

Rodéate y trata de hablar con personas que ya han conseguido lo que tú quieres conseguir. Si te quieres convertir en un emprendedor, el círculo de emprendedores será tu mejor universidad.

3. Pierde el miedo a la pérdida económica.

piensa en positivo. Piensa en lo que puedes ganar y no en lo que crées que vas a perder, ya que si un equipo de fútbol saliera al campo de juego pensando que el equipo contrario es superior, sus temores se convierten en realidad.

4. Estudia antes de iniciar un negocio.

No digo que vayas a la universidad, ya que no existe una carrera en la que te enseñen a hacerte rico en los negocios. En las universidades preparan a gente que después te ayudarán a hacer crecer tu negocio. Lee libros de finanzas de empresa, de administración de negocios, etc.. Piensa que vas a entrar a jugar a un juego y debes conocer las normas de antemano. Aprende del que gana y anota los errores del que pierde para nunca cometerlos.

5. Pierde el miedo a emprender en época de crisis.

Nuestra “impotencia mental” nos paraliza ante los miedos, poniendo excusas, las cuales sabemos que son sólo eso, excusas.

6. Lánzate, pero con conocimientos.

Comenzar tu negocio es sencillo. Ya imaginarás que lo difícil es que te genere beneficios. Si tu negocio es rentable o no, hoy día debes saberlo incluso antes de comenzar a iniciarlo. Para ello, lo primero y ante todo es tener una idéa de negocio que sepas de antemano, será rentable. Eso lo puedes hacer elaborando un plan de negocio.

El plan de negocio te ayudará a situarte y enfocarte mejor y de paso, nunca menos importante, te ayudará a conseguir financiación para tu negocio.