Conoce algunas preguntas para saber si un negocio será rentable

La forma formal de saber si un negocio será o no rentable es haciendo un plan de negocios que nos permita saber si los futuros ingresos del negocio serán mayores que los futuros gastos. Pero, antes es posible realizar un rápido estudio que nos permita tener una idea de la viabilidad de nuestra idea de negocio.

Para realizar este rápido estudio que nos permita tener una idea de la rentabilidad del negocio, podríamos empezar por plantearnos y respondernos las siguientes preguntas:

1. ¿Existe suficiente demanda?: Hay que preguntarnos si existe suficiente demanda para los productos o servicios que vamos a ofrecer, es decir, preguntándonos si existen suficientes consumidores dispuestos a comprarlos o usarlos. Una forma de saber ello podría consistir en visitar los lugares en donde ya se vendan productos similares o parecidos a los nuestros, y observar si los productos ofrecidos aún no llegan a satisfacer del todo las necesidades, gustos y preferencias de los consumidores.

2. ¿Nos dirigimos a un mercado en crecimiento?: No basta con determinar si hoy existe suficiente demanda, sino que también debemos preguntarnos si la demanda aumentará con el tiempo, es decir, si el mercado al cual nos vamos a dirigir tiene posibilidades de crecimiento. Una forma de determinar ello es analizando las tendencias del mercado, por ejemplo, la tendencia de crecimiento de nuestro público objetivo, o la tendencia de consumo para el tipo de producto o servicio que vamos a ofrecer.

3. ¿Existen posibilidades de crecimiento?: Para determinar ello podríamos analizar nuestras posibilidades de abrir nuevas sucursales, nuestras posibilidades de incursionar en mercados extranjeros, nuestras posibilidades de incursionar en otros rubros de negocio, etc.

4. ¿Existe mucha competencia?: Si existe demasiada competencia para el producto que vamos a vender (ya sea que se traten de productos similares o parecidos), y ésta se muestra competitiva, podría ser difícil que nuestro producto pueda incursionar con éxito en el mercado, a menos que se trate de un producto de una muy buena calidad y que cuente con una buena diferenciación.

5. ¿Nuestro producto será de calidad?: Si nuestro producto no es de buena calidad o cuenta con una calidad inferior a la de la competencia sería muy difícil que nuestro negocio llegue a ser rentable. Contar con un producto de buena calidad podría significar contar con un producto hecho con insumos de primera, que cuente con un diseño atractivo, que cuente con una buena presentación, que sea durable en el tiempo, y que satisfaga necesidades, gustos y preferencias.

7. ¿Ofreceremos una diferenciación?: Si nuestro negocio o producto no va a contar con una diferenciación, es decir, con algo novedoso o innovador que nos diferencie o distinga de la competencia, hoy en día con la cantidad de competidores que existen, será muy difícil que nuestro negocio pueda llegar a ser rentable. Una buena forma de diferenciación podría consistir en ofrecer un excelente servicio al cliente.

Fuente: Crecenegocios

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.