Conoce los 4 tipos de sociedades para constituir una empresa como persona jurídica

Hay diferentes formas de constituir una empresa, según las actividades y la cantidad de socios. Cada una tiene un tratamiento tributario distinto.

El proceso de constitución y puesta en marcha de una empresa no es una tarea fácil, no por su complejidad, sino por la laboriosidad de la tramitación para formalizar dicha constitución.

Los trámites los puede realizar la persona interesada o se puede encargar una persona con un poder, pero siempre se recomienda tener  asesoría, ya que de esta constitución depende el futuro de las empresa.

Hay que saber que en el Perú se pueden constituir una empresa de dos formas: constituyendo una Empresa Unipersonal, es decir, una personal natural con negocio, o como una Empresa como Persona Jurídica; como una Sociedad Anónima.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Si se elige constituir el negocio como persona jurídica, se debe escoger una de estas cuatro formas:

1. Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.)

Está constituida por una sola persona. En este caso figuras como dueño y gerente de la empresa, y como el único aportante de dinero y bienes muebles e inmuebles.

2. Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada (S.R.L.)

Tiene entre dos y 20 socios. La S.R.L. suele usarse cuando se trata de negocios pequeños y familiares. La participación de cada socio está definida por el porcentaje de capital que cada uno pone, y esto debes especificarlo al inscribir tu empresa en Registros Públicos.

Te puede interesar: 9 pasos para constituir una empresa con personería jurídica

3. Sociedad Anónima Cerrada (S.A.C.)

También puede tener entre dos y 20 accionistas. Sin embargo, aquí se debe establecer dos órganos empresariales: Junta General de Accionistas y Gerencia. Opcionalmente puedes establecer un Directorio. El capital se define por los aportes de dinero o bienes de cada socio, en base a ello determinarás la distribución de las acciones de la empresa. Recuerda que las acciones debes llevarlas en el Registro de Matrícula de Acciones. Se puede usar esta denominación si el negocio es pequeño, familiar o mediano.

4. Sociedad Anónima (S.A.)

Debe tener un mínimo de dos accionistas sin un máximo estipulado, pero esta figura suele usarse para negocios con grandes inversiones de parte de los socios. La división de acciones se define de la misma forma que las S.A.C., y también se debe inscribir las acciones en el Registro Público del Mercado de Valores. Aquí sí es obligatorio que se establezca la Junta General de Accionistas, la Gerencia y el Directorio.

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL