El Miedo a Iniciar Un Negocio (Parte 1)

El miedo a iniciar un negocio es la razón número uno para no pasar de emprendedor a empresario. En este artículo, analizaremos las causas reales de este miedo y cómo confrontarlo, a fin de tener mayor seguridad al emprender su empresa.

Miedo del Emprendedor

Todo emprendedor novato, debe enfrentarse al miedo de empezar un negocio. Puede que se sienta desconfiado, inseguro, presionado, estresado, por no saber qué hacer, si tendrá éxito, o por donde empezar. Sin embargo, cualquier empresario que cuenta con una empresa actual, le dirá que ha pasado por lo mismo.

El miedo a iniciar un negocio suele suceder por razones personales:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Desconocimiento de Administración de Empresas

Existen muchos profesionales con grandes aptitudes y habilidades para su profesión, digamos doctores, abogados, ingenieros, etc., pero un problema en común ha sido que la escuela no nos capacita para ser un empresario, a menos que curse la licenciatura en Administración o alguna carrera de económica – administrativa.

Existen varias soluciones para este asunto. La primera forma es tomar una maestría, cosa que muchos profesionistas hacen, Las ventajas es que toma menos tiempo que una licenciatura, y obtenemos la educación necesaria en materia empresarial. Sin embargo, los contras resultan en los altos costos (especialmente en las universidades privadas), así como la falta de tiempo para cursarlo apropiadamente.

Otra solución puede ser la educación a distancia. Osea, podemos educarnos por medio de uso de internet, para el acceso a recursos educativos, en el horario que dispongamos. Asímismo, los precios se reducen considerablemente enn comparación a la educación presencial, siendo muy poca la diferencia real que existe.

La diferencia entre un empresario con conocimientos en negocios y administración, y uno que se lanza sin conocimientos, implica el éxito o el fracaso en su emprendimiento.

2. Poco capital de inversión y capital de trabajo

El capital es el dinero que necesitamos para iniciar y correr el negocio. El primer monto que es necesario es el capital de inversión, que será usado para los primeros pasos como trámites, pagos de depósitos y renta, compra de inventario inicial, pago de la primera nómina, compra de mobiliario y equipo, etc. Como podemos observar, estos gastos son variados y generalmente de cantidades de dinero altas. El segundo capital (capital de trabajo), es necesario como efectivo en el día a día del negocio, a fin de solventar deudas inmediatas, como pago a proveedores, empleados, devoluciones, gastos fijos, gastos imprevistos, etc.

 Una de las razones por las cuales el emprendedor tiene miedo, es tener poco capital disponible. Este es un miedo razonable, porque un negocio representa un riesgo frente al dinero que tenemos disponible.

Para enfrentar esta situación, debemos responder las siguientes preguntas:

a. ¿Cuánto dinero estaría dispuesto a perder en el negocio?

En el caso de que el negocio fallara, y perdieramos todo el capital que pusimos, ¿cuánto sería el máximo que podríamos soportar, sin afectar nuestra forma de vida?

b. ¿Estoy dispuesto a incluir a otros socios?

Una alternativa para financiar un negocio, cuando se cuenta con poco capital, es incluir a inversionistas o socios, que apoyen con una participación el proyecto. El beneficio principal es contar con el capital necesario para impulsar su idea de negocios. Sin embargo, debe de aceptar el hecho de que las decisiones no serán por su cuenta, sino que tendrán que ser revisadas por otros terceros, así como el hecho de ganar menos dinero en términos de la participación en ganancias.

Sigue leyendo: Parte 2

 

Fuente: 100negocios

comments

Autor entrada:

Deja un comentario