El Miedo a Iniciar Un Negocio (Parte 2)

El miedo a iniciar un negocio es la razón número uno para no pasar de emprendedor a empresario. En este artículo, analizaremos las causas reales de este miedo y cómo confrontarlo, a fin de tener mayor seguridad al emprender su empresa.

c. ¿Estoy dispuesto a poner en garantía un bien inmueble?

Una opción para conseguir más fondos, es solicitar un crédito bancario o un préstamo. Deberá pagar los intereses de este crédito, pero obtendrá el efectivo necesario para su negocio. Sin embargo, debe de tener claro que el banco o la entidad financiera, solicitará probablemente una garantía como un bien inmueble.

Si estas preguntas son respondidas de forma negativa, es decir, no cuenta con suficiente dinero, no quiere socios, o no quiere poner ninguna garantía, la realidad indica que debe de generar primero los ahorros que pueda arriesgar en su negocio. Esto toma tiempo, incluso años de esfuerzo en ahorrar dinero, pero al final de este tiempo, se sentirá más confiado en invertir estos recursos en su idea.

3. No saber por dónde empezar

He tenido compañeros de carrera (en Administración de Empresas) que cuentan con los conocimientos y tienen los recursos necesarios para empezar un negocio. Sin embargo, siguen sin iniciarlo, a pesar de sus deseos de un negocio propio.

La causa de este miedo, radica generalmente por el hecho de no saber por dónde empezar un negocio. Por ejemplo:

– No saber qué idea es más rentable

– Desconocer cómo hacer un plan de negocios

– No saber cuáles son los trámites o permisos necesarios

– Desconocer cómo hacer realidad el producto o servicio

Estos problemas se resuelven con el plan de negocios. El plan es parecido a un examen de prueba. Tiene que llenar las preguntas formuladas, antes de tomar el examen real, para probarse a sí mismo.

Estas preguntas que debe responder en el plan de negocios son:

a. ¿Cuál es la idea de negocios? ¿Qué es, qué vendería?

b. ¿Qué podría afectar la idea? ¿Legal, ambiental, político, económico?

c. ¿Qué permisos solicita el ayuntamiento local? ¿Qué solicita el Fisco?

d. ¿Qué necesito para producir/vender? ¿De quién compro? ¿Cuánto cuesta?

e. ¿A quién le voy a vender? ¿Cómo es, dónde vive, qué hace?

f. ¿Cómo voy a vender, promocionar mi empresa, producir?

El plan de negocios lo lleva paso a paso en responder estas dudas. Obviamente, no es algo que se haga de la noche a la mañana. Requiere de investigación, de visitar otras tiendas, su ayuntamiento, hablar con proveedores, hacer encuestas, hablar con los clientes potenciales, etc.

Es ciertamente un trabajo arduo, pero la recompensa final es perder el miedo a empezar un negocio, principalmente porque ahora tendrá las respuestas de las dudas que lo aquejaban. Teniendo el plan, se gana la seguridad de que la idea puede tener éxito (porque ya la analizamos, investigamos y concluimos). Le recomiendo checar CEUN 2.0, curso de empezar un negocio físico, o CENI, curso de negocios en internet.

4. Falta de decisión personal

Finalmente, el miedo de emprender un negocio, puede provenir de que exista una tendencia en la persona a no tomar una decisión. Esto es más común de lo que cree, lo vemos principalmente en personas que esperan hasta el último momento para resolver sus problemas, piden consejo a otras personas recurrentemente, siguen lo que los demás hacen (actitud de borrego), o prefieren esconderse antes de enfrentar la realidad.

Sin duda, no todos están hechos para ser emprendedores. Si leemos las historias de emprendedores exitosos en cualquier país, muy probablemente veamos a una persona que “sabe lo que quiere”. Es decir, puede ser el soñador, que no le importa lo que los demás digan y sigue sus sueños; el trabajador, que trabaja todos los días en “alcanzar sus metas”; el líder, que le gustan los retos y guía a los demás a vencerlos.

Regresar: Parte 1

 

Fuente: 100negocios

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion