El peor error que pueden cometer los emprendedores

Pequeñas empresarias

La quiebra de los negocios que tienen poco tiempo de creados es frecuente ¿las causas? mercados inexistentes, falta de competitividad y financiamiento, pero sobretodo mal manejo y decisiones erróneas.

 

Lo primero que deberían aprender aquellas personas que pretenden iniciar un negocio, es que esto es como una montaña rusa gigantesca; a veces estás muy bien, pero otras caes en picada sin que nadie te levante. Y son justamente aquellas que aguantan las malas épocas, las que finalmente perduran en el tiempo.

Según la especialista Laura Smoliar del sitio especializado Inc, tu peor enemigo, junto con el mal manejo del dinero, será tu instinto natural, el cual cada vez que estés en problemas serios te empujará a esconderte en tu caparazón, como una tortuga: el peor error que puedes cometer, pero el más común.

¿Cómo luchar contra eso? Todos los grandes empresarios tienen ciertas similitudes en sus vidas, pero la principal es que cuando todos se rendían, ellos sacaban fuerzas de su flaqueza, y en vez de ocultarse, salían al mundo en búsqueda de soluciones.

Lucha contra la tendencia ‘tortuga’

Existen tres razones para luchar contra la denominada tendencia tortuga cuando tu negocio parece tocar fondo:

Busca nuevos aires. Las empresas siempre caen en rutinas que terminan por afectar al negocio. Somos humanos, las ideas se agotan y los contactos también. En estos casos, la solución podría estar afuera. Una nueva persona, por ejemplo, puede tener características positivas para el grupo, sugerencias constructivas, ideas en nuevas áreas y oportunidades de negocios. De cualquier forma, un “intruso” puede romper el estancamiento que suele tener el pensamiento de grupo.

Tu próximo negocio podría estar en una conversación de pasillo o un café. A pesar de que los emprendedores insistan en que sus negocios están con las grandes empresas, mentes analíticas del sector, nuestros empleados o grandes empresarios, lo cierto es que nunca puedes estar seguro cuando aparecerán. Debes abrirte a las posibilidades, asistir a seminarios y reuniones de emprendedores– Tal vez,  tu próximo socio podría aquellas persona que siempre ves en la cafetería.

El mundo no te espera. Escondido en tu oficina (caparazón) no lograrás desenterrar nuevas tendencias. Sal a la calle y ve lo que está pasando. Algunas áreas de negocio se están convirtiendo en líderes sin que te des cuenta, y cuando ya sea tarde dirás ¿Por qué nunca lo vi? Es obvio, porque nunca tuviste la intención de salir a verlo. Hay pequeñas señales, puedes verlas, pero no en tu oficina.

Entonces ya sabes, si las cosas son realmente difíciles, tal vez necesites salir de tu caparazón.

Fuente: Alto Nivel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion