El “Punto de no retorno del emprendedor”

laberinto

laberinto

Algunas personas no se atreven a emprender, otras son más avezadas y se lanzan a la piscina sin saber qué habrá en ella, otras hacen lo mismo pero con miedo e inseguridad. Sin embargo, así como las personas se enlistan en el ejército, y ya no pueden dar marcha atrás, los emprendedores siguen un camino parecido a estos soldados. Una vez concentrados en nuestro emprendimiento no podemos dejarlo. Muchos comparan tener un negocio propio como el hecho de tener un hijo. La concepción de la idea, el tiempo de gestación, la salida al mercado, y el crecimiento que va teniendo se asemeja a las facetas de la vida. Lo que debemos lograr es que siempre estemos en constante desarrollo apuntando hacia objetivos que iremos variando con el tiempo y el análisis constante.

Según la web PascualParada.com existe algo que se llama “Punto de no retorno del emprendedor”, es aquel punto en el que una vez llegado a él, ya no es posible salir. Una vez que una persona esté totalmente decidida a dejar los lazos de empleado dependiente y tomar las riendas de su emprendimiento, su pasión enfocada en su propio negocio, ya no lo podrá abandonar. Si ya estás en este punto, reflexiona, ya no es solo tu pasión sino una visión compartida con colaboradores quienes te ayudarán a lograr tu meta como empresario.

Algunos consejos

  • Confía en tu idea de negocio.
  • Planea bien la ejecución de tu idea de negocio.
  • Decide bien sobre quiénes formarán tu equipo de colaboradores.
  • Busca socios expertos, con un perfil que complemente al tuyo y que aporte una perspectiva diferente a la que tienes.
  • Busca el consejo de personas que ya pasaron por las mismas experiencias de emprendedor, ellos desde el exterior podrán darte sus puntos de vista de manera más objetiva.

Vía: pascualparada.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion