Elegir el nombre de tu empresa: 6 errores a evitar

error en nombre de empresa

Cuando el momento de crear el nombre de tu empresa llega, las fuentes de inspiración son tan numerosas que puedes caer en la tentación de copiar o modificar un nombre existente. Sin embargo, la elección del nombre de tu empresa va a determinar en gran parte el futuro de esta. Aquí te brindo 6 errores a evitar al momento de elegirlo para que tu futura identidad sea eficaz y única.

1. Precipitarse

La paciencia es una forma de sabiduría que permite evitar los errores irreversibles. La búsqueda del nombre ideal requiere de mucho tiempo y reflexión. Esta etapa es indispensable ya que representa la base de la creación de tu marca. Un nombre que te parece perfecto puede revelarse inadecuado por varias razones: disponibilidad, sonoridad, memorización, etc. Todos estos problemas pueden evitarse con un poco de paciencia y reflexión.

2. Elegir un nombre muy complicado

El nombre debe ser fácilmente memorizable: nada sirve de elegir un nombre que nadie puede recordar o pronunciar. Elegir un nombre muy complicado puede destruir todas las posibilidades de éxito de tu empresa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


3. Elegir un nombre muy largo

Un nombre largo no es fácil de recordar o memorizar, además, como máximo deben ser 2 palabras. Una buena forma de conseguirlo es inspirándose en el sector de actividad.

4. Dejarse seducir por una tendencia

Para asegurarte de la originalidad de tu nombre, la mejor solución es crearlo de cabo a cabo. No debes elegir el nombre de tu empresa según una moda ya que éste debe ser perenne. Agencias de crowdsourcing permiten a las empresas organizar grandes sesiones de brainstorming entre varios creativos, a fin de encontrar un nombre original y adaptado a la empresa.

5. Olvidarse de registrar el nombre de la marca

Esta etapa es crucial para poder usar el nombre que elegiste. Antes de elegir de manera definitiva el nombre de tu empresa, debes verificar su disponibilidad y asegurarte de que ninguna otra empresa use este nombre. No hay nada peor que organizar la empresa alrededor de un nombre, para, finalmente, darse cuenta de que éste no está disponible. La protección jurídica de un nombre de marca es una etapa muy importante, es indispensable protegerlo para que nadie más lo pueda utilizar.

6. No testear su nombre

El nombre de la marca da vida a tu proyecto empresarial. Es primordial pedir la opinión de expertos o de tu red de contactos (colaboradores, proveedores, clientes, etc.) Debes elegir el nombre de tu empresa según las características de tu estrategia y de tu sector de actividad, la mejor manera de obtener un feedback sobre la pertinencia de tu nombre es implicando a los demás.

Ahora que conoces los errores a evitar, debes destacarte eligiendo algún nombre de tu preferencia. Luego, la publicidad se encargará de aportar la parte emocional necesaria, para que el nombre de tu empresa sea captado por tus futuros clientes.

Vía: emploi.francetv.fr

Artículos Relacionados

comments