Emprendedores: Consejos que guiarán tu camino al éxito

Por lo general, ser un emprendedor trae consigo un amor por aventurarse hacia lo desconocido. A los emprendedores verdaderos les encantan los retos y viven su vida en un estado de constante crecimiento. Y uno de los grandes recursos a los que un emprendedor siempre acude es los mentores.

Por ello, pedir consejos y compartir ideas con otros es esencial para el éxito en los negocios. A continuación algunos consejos de algunos mentores para tomar en cuenta:

1. Un amigo que te conoció antes de emprender: En este caso, quizás no hay voz que valga más que la de alguien que te conocía bien antes de que iniciaras tu startup. Esa persona te conocía cuando tu negocio no era más que un sueño, o incluso antes, cuando ni siquiera sabías que querías ser empresario. Este tipo de mentores pueden hablarte desde tus raíces y ayudarte a regresar a ellas cuando te pierdas. 

2. Una persona que está en la misma etapa que tú: Tener citas regulares en cafeterías o chats por Skype con personas que se encuentran en la misma fase de crecimiento que tú puede originar relaciones valiosas en el largo plazo. Hemos estado ahí en los peores y en los mejores días. Con este tipo de personas existe una gran camaradería y confianza. Nos entendemos bien y sabemos por lo que estamos pasando. 

3. Un colega con el que no te guste trabajar: Uno de los grandes retos a los que se enfrenta cualquier emprendedor es justificar qué quieres hacer y por qué eso va a romper con el estatus, ya sea a inversores, futuros inversionistas, miembros de tu equipo, a los medios de comunicación u otros. Por eso, es esencial que aprendas a mejorar tu habilidad de tomar las retroalimentaciones y de convertirlas en resultados positivos. No existe una forma más rápida de hacer esto que impulsando aquellas relaciones que no son muy agradables o fáciles en un comienzo. 

4. Alguien con habilidades contrarias a las tuyas: Busca mentores que son opuestos a ti. Tener este tipo de mentores y de encuentros me ha motivado a tomar clases de finanzas y contabilidad, y he aprendido una lección: es bueno saber cuánto no sabes. Conservar la necesidad y el interés de aprender siempre es clave para el éxito en los negocios, especialmente en aquellos que están dentro de una industria que parte de la innovación. 

5. Un amigo que siempre creyó en ti: Reúnete de manera periódica con alguien que te conozca y te identifique como un “ente emprendedor” y no de ninguna otra forma. Esta persona es probablemente la que te pueda decir “tienes esta habilidad” o “esto es lo que haces”, incluso aunque tú mismo lo estés dudando. 

Fuente: Soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion