Emprendedores: La mentalidad start up que impregna las empresas innovadoras

Muchas veces nos preguntamos quizá los mejores mandos no están en las compañías tradicionales. La mentalidad start up que impregna las empresas innovadoras hace que sus creadores sean un paradigma de buena gestión.

Hoy en día, muchas personas quieren jefes que les ayuden a desarrollarse profesionalmente. Parece claro que los managers, más que jefes, son líderes preocupados no sólo del desempeño de los empleados y de gestionar recursos, sino también de motivar y desarrollar a sus colaboradores.

El jefe influye en los demás, pero no manda. Es un generador de espacios emocionales en los que la gente puede liberar el talento que tiene. Y esto tiene mucho que ver con la mentalidad start up que surge de las ideas y proyectos de los creadores de empresas. Esto nos lleva a pensar en el emprendedor no sólo como generador de nuevas profesiones e impulsor de nuevos negocios. También se convierte en un nuevo tipo de líder y en prototipo de jefe ejemplar:

– Favorecer la transparencia y el entusiasmo. El líder emprendedor se comporta como un miembro más del equipo y transmite un objetivo común al resto de personas de su equipo. En su empresa la comunicación es fluida, transparente, directa y respetuosa. El equipo nota la ilusión de su superior en lo que desempeña, y encuentra en él un referente, no sólo de su trabajo, también hacia el resto de compañeros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Resolución de conflictos intergeneracionales. Como emprendedor, y como jefe, sabes resolver los conflictos generacionales en tu nueva compañía: la clave está en implicar al empleado con experiencia, pidiéndole opinión sin que parezca que el más joven no sabe. El buen jefe (aunque sea más joven) sabe involucrar a cada miembro de su equipo, aprovecha su experiencia, su conocimiento del mercado, su energía y su creatividad.

– Un líder de acción. La acción es una de las notas que definen a la mentalidad start up. Por eso tu nueva empresa no podría soportar mucho tiempo un liderazgo basado en no tomar decisiones, en la falta de acción, la pérdida de control de la situación y la indefinición.

– Cuando un jefe no toma decisiones suele ser por miedo o inseguridad. Si el colaborador se da cuenta, el resultado no siempre es previsible. Como líder emprendedor debes reducir los problemas a lo realmente importante y tomar decisiones asumiendo las consecuencias de tus ideas. Has de coordinar el tiempo de trabajo y eliminar aquellas tareas que resulten innecesarias.

Fuente: Expansión

comments

Autor entrada:

Deja un comentario