Emprendedores: Las grandes ideas pueden estar a la vuelta de la esquina

emprendedores_10_11

Si eres de las personas que sabe mirar con los ojos del emprendedor que cuenta con una visión y la capacidad para hacerla real, encontrarás nuevas oportunidades de negocio en la vida cotidiana. Tu genial ocurrencia está ahí mismo.

– Sigue tu instinto. Sólo los que creen en su instinto son capaces de crear nuevas reglas, de anticiparse y solucionar los problemas del futuro. Ten en cuenta que nadie nace con instinto para los negocios. Más bien éste se adquiere con el tiempo y en contacto con un sector o un grupo de gente. Cuando te sumerges en esa realidad recoges todo ese conocimiento y decides aplicarlo.

– Cambia tu forma de ver el mundo. Debes olvidar las visiones estereotipadas. Imagina aproximaciones contradictorias y acostúmbrate a trabajar con conceptos opuestos.

– Deja que tu idea se transforme y evolucione en contacto con la gente. En el día a día, debes tratar de ser flexible cuando se trata de implantarla. Analiza cómo reacciona el público ante tu ocurrencia, cómo responde y modifica tus planteamientos.

– Algunos innovadores se inspiran en las ideas del pasado. En este caso, son capaces de rescatar conceptos o negocios que tuvieron éxito un día y hoy, readaptados, significan un triunfo. En otros casos, los emprendedores reactivan sectores en declive o negocios obsoletos que reviven con ese impulso fruto de su inspiración. Los innovadores pueden y deben inventar cosas nuevas a partir de algo que ya funciona o está olvidado.

– Puedes fijarte en la vida cotidiana. Es importante elaborar listas de profesiones y trabajos que otros han abandonado, creyendo que ese sector ya no tiene futuro. Busca en esta fuente de soluciones nuevas oportunidades.

– Averigua cómo otros han resuelto los problemas que tú te planteas en tu negocio. Estás rodeado de gente que ha intentado solucionar dificultades idénticas. Hay grandes oportunidades para aprender, y siempre hay una manera mejor de resolver un conflicto.

Fuente: Expansión

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion