Emprender tu negocio: Altas probabilidades de éxito (Parte 2)

3. Internet: Ahora vamos a determinar cómo vamos a colocar los productos en el mercado: en una tienda, internet, puerta a puerta o desde casa.

En este caso, Internet sirve como un canal de ventas extra, que permite tener una tienda ‘abierta’ las 24 horas del día, los 365 días del año, con alcance nacional e incluso internacional.

Si deseas comercializar tus productos o servicios en línea, únicamente debes preocuparte por mantener tu inventario claro y a tiempo, así como garantizar la cantidad y entrega de los productos que vendes; tratando, como buen comerciante, de ofrecer un buen servicio al cliente. Si tienes un buen control de inventario y ofreces un excelente servicio, seguro podrás vender tus productos rápidamente y además crear clientes leales.

En los sitios online existen diversas plataformas que ofrecen varias opciones de pago, de tal forma que los vendedores puedan brindar opciones para que los compradores paguen por el producto que están comprando; puede ser con tarjeta de crédito o débito, con depósitos bancarios, transferencias electrónicas, pagos en diversos supermercados, etc.

4. Conoce el mercado: Ahora determinamos a quién quieres llegar, es decir, tu público objetivo. Por ejemplo, si quieres crear una florería, tus clientes serían las mujeres con capacidad de compra, hombres y empresas, dependiendo del volumen que manejes.

Hay que sondear la zona donde te vas a establecer y determinar quiénes son tus clientes potenciales. De igual forma, vas a conocer a tu competencia y qué ofrecen ellos.

Otro aspecto importante es platicar el proyecto, pero no exclusivamente con familiares y amigos, hay que sondear la idea entre posibles clientes. Muchos emprendedores no hacen esto porque temen que quien los escuche intente ‘robar’ la idea. Se quedan con esa impresión, “en lugar de salir a cotejar, contrastar con el mercado”.

Ir parte 3

Fuente: Cnnexpansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion