Emprender tu negocio: Altas probabilidades de éxito (Parte 3)

En este caso, una vez que hemos pensado en el producto o servicio que vamos a ofrecer, conocer a los posibles clientes y a la competencia. Ahora llegamos a la fase final para emprender un negocio.

5. Pide ayuda: Si te sientes perdido en este proceso de creación de empresa, puedes acercarte a las incubadoras de negocio para que resuelvas todas tus dudas y puedas ser tu propio jefe. En las incubadoras existen profesionales que también son emprendedores, hay expertos en temas de marketing, finanzas, aspectos legales y de logística que pueden orientar a los futuros empresarios en todas las áreas de negocio.

6. Expande tu negocio: Ya que lograste abrir tu negocio ahora debes pensar en cómo hacerlo crecer:

– Busca clientes resistentes a la recesión: A pesar de los problemas económicos mundiales, puedes enfocarte en aquellos consumidores que siguen comprando a pesar de la situación.

– Apuesta a los mercados internacionales: Puedes vender tus productos en aquellos mercados que se encuentran en crecimiento como Asia, África y Medio Oriente, y encontrar formas de cumplir las necesidades de esos clientes.

– Regala algo a tus clientes: Ofrece pruebas gratuitas de tus productos como estrategia para que los clientes conozcan tus productos o para atraer a más consumidores.

– No esperes a los bancos: Hay diversas formas de obtener un financiamiento para tu negocio, en ocasiones, pueden tratarse de tus propios recursos, el apoyo económico de tus familiares o de los créditos que otorgan los bancos.

– Invierte en talento: Además de los aumentos salariales y bonificaciones de regalo, otra medida sencilla que funciona para conservar a los empleados es estimular al personal para compartir entre sí sus conocimientos y destrezas.

– Adelántate a las tendencias: En años recientes, la masificación de las nuevas Tecnologías de la Información (TI) en el mercado ha influido directamente en los negocios. Adaptarse a ellas es uno de los nuevos retos a los que los empresarios se enfrentan.

7. Haz que tu empresas sobreviva: La mala administración aplica para cualquier empresa, tenga o no corte familiar. Si la familia aporta el capital puedes decir que la empresa es familiar, pero la profesionalización o la buena administración son para que cualquier empresa pueda ser sustentable en el tiempo, y ahí hay que considerar muchos factores.

Además de la disciplina profesional, hay que adoptar otras disciplinas como la salarial, la de prestaciones que tienes que dar, los tipos de contrato que debes tener para el caso de controversia.

Ir parte 1

Fuente: Cnnexpansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion