Emprendimiento: ¿Cómo hacer más en menos tiempo? (Parte 1)

Cuando uno está decidido a convertirse en su propio jefe, hay muchas opciones para emprender: desde iniciar una empresa desde cero hasta vender por catálogo o multinivel, convertirse en distribuidor o representante, producir artículos bajo un contrato de licencia y hasta comprar una franquicia.

Las ventajas de independizarse son muchas: trabajar en lo que realmente te gusta, aspirar a un mayor crecimiento económico, alejarse de la rutina de un trabajo de oficina y, si puedes trabajar desde casa, evitar el estrés causado por el tránsito de las grandes ciudades.

Quizá la más valorada sea el ser dueño de tu tiempo.
Pero cuidado, tener tu propia empresa no significa que puedas levantarte tarde, tomarte vacaciones cuando quieras y realizar todas esas actividades personales que antes eran imposibles.

Es un error en el que caen muchos emprendedores novatos, por lo que aprender a organizar nuestro tiempo se vuelve una tarea fundamental.

De acuerdo con José Luis Jaimes Rosado, especialista en desarrollo organizacional, un empresario requiere un perfil específico. “Debe ser ordenado, enfocado y disciplinado. Si no cuentas con estas cualidades, no tendrás productividad y será mejor pensar en un trabajo de oficina”, explica.

Según el consultor, el reto más grande al que se enfrentan aquellos que trabajan de manera independiente es el respeto de los tiempos dedicados al trabajo y la familia. “Para lograr un balance entre tu vida personal y laboral existen ciertas claves que debes seguir, y el éxito dependerá de la disciplina, responsabilidad y organización que apliques en tus actividades diarias”, comenta.

Es una tarea difícil, pero no imposible. Sigue estos cinco consejos y evita que la frustración y el fracaso sean parte de tu historia.

1 Define un horario.
No importa si decides trabajar con el mismo horario de una oficina o de forma más flexible. Necesitas manejar una agenda y establecer en qué momento trabajarás en preparar proyectos o presentaciones, contestar correos electrónicos, realizar llamadas, reunirte con tus colaboradores o para visitar a proveedores y clientes.

Para que trabajes eficientemente y puedas alcanzar tus objetivos, es importante que comuniques cuáles serán tus horarios de trabajo a tus contactos, familiares y amigos. Así, todos sabrán a qué hora y dónde localizarte, y tu vida profesional y personal no se mezclarán.

Durante tu horario de trabajo, enfócate en tus tareas. Aunque es una gran tentación, no pierdas el tiempo en llamadas y actividades personales, como mirar videos por Internet.

2 Trabaja por objetivos.
Aunque ya no tengas un jefe a quien rendirle cuentas, no olvides que el éxito de tu emprendimiento está en tus manos. Por eso, para alcanzar los resultados esperados debes fijarte una lista de objetivos con resultados medibles y tiempos establecidos de cumplimiento.

Sigue leyendo: Parte 2

Fuente: soy entrepreneur

Deja un comentario