Genera mayores ingresos con un negocio de medio tiempo

EmprendedorasCon un negocio de medio tiempo, no necesitas dejar tu empleo actual y tendrás lo mejor de los dos mundos: independencia y seguridad económica.

Hoy, toda persona que tenga capital para invertir y quiera aprovechar su tiempo libre puede buscar una alternativa que se adecue a sus posibilidades, gustos y aptitudes. Se trata de un buen camino para generar ganancias los fines de semana, en tus tiempos muertos en la oficina o mientras realizas tus actividades cotidianas.

Algunos ejemplos son las clases particulares, planeación de eventos, servicios contratados por hora, maquillaje y peinados a domicilio, programación Web, ventas por catálogo, máquinas expendedoras, trabajos de manualidades o negocios de temporada.

1. Involucra a tu familia. Ya sea para contestar el teléfono, preparar órdenes de envío o revisar el correo electrónico, asígnale una tarea a los miembros de tu familia. Así, tú consigues terminar tus metas en menos tiempo y ellos sienten que son parte del negocio.

2. Prevé sacrificar tu tiempo. Es posible que ya no puedas ver la televisión por horas, leer un buen libro o llevar tu rutina como antes. Por eso, asegúrate de que el sacrificio valga la pena. De lo contrario, tanto tu trabajo regular como tu negocio sufrirán consecuencias.

3. Enfócate en la tarea que tienes enfrente. Cuando estés en la oficina, concéntrate en tu trabajo. No permitas que pensamientos e ideas de tu negocio te distraigan. Si no pones atención a tus deberes, te puedes equivocar. Recuerda que cada actividad merece un tiempo y una dedicación precisa.

4. Aprovecha cada minuto. Ocupa la mañana, el horario de comida y ratos libres para hacer tus llamadas pendientes. Mientras estás esperando en el tráfico o en el transporte público, ponte al corriente con el papeleo y programa tu agenda de actividades.

5. Toma ventaja de la tecnología y husos horarios. Si haces negocios con personas de otros estados o países, utiliza el tiempo a tu favor. Puedes hacer llamadas a diferentes horas, que no se interpongan con tu empleo regular. Comunícate con tus clientes a través de correo electrónico o por medio de las redes sociales a cualquier hora del día.

6. No excedas los límites. Ocupar la línea telefónica, los insumos y equipo del lugar donde trabajas para tu propio negocio está prohibido y es deshonesto. Esos recursos que no te pertenecen y podrías poner en riesgo tu posición.

7. Sé honesto. Sólo tú puedes evaluar la situación, pero en muchos casos, lo mejor es ser directo con tu jefe e informarle que tienes un negocio de medio tiempo. A muchos directivos no les molesta siempre y cuando no interfiera con tus actividades laborales.

Fuente: SoyEntrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion