La F del éxito: Formaliza, Formaliza y Formaliza

Cada idea de negocio te asegura el camino al gran paso empresarial si te formalizas.  El 60% de la producción peruana se realiza de manera informal, ¿Qué lleva a estos notables emprendedores a seguir ese camino?. Sin duda, de esta singular manera, se empieza  el recorrido en el camino de los negocios. La idea es crecer, ahorrar y actitud positiva.

negocio-informal

En esta primera fase se va creando, sin querer, el nombre propio del negocio, ejemplo: “La Sra. Juana que vende ropa”, de esta manera el posible nombre formal sería “Bazar Juana “. En la actualidad ser formal no significa, necesariamente, constituir una empresa o sociedad; gracias a PERSONA NATURAL CON NEGOCIO, puedes empezar a formalizar en la SUNAT con sólo tu DNI y así emitir boletas con un RUC propio.

¡HAZ CLIC AQUÍ Y EMPIEZA EL PRIMER PASO DE LA FORMALIZACIÓN!

La gran pregunta es: ¿En qué ayuda este paso de formalización?

Cuando se proyecta iniciar actividades económicas y operaciones de compra y venta, se tiene que tener un respaldo de que el negocio viene marchando de forma estable para que pueda ganar “Credibilidad comercial: Imagen, confianza” y “Acceso al crédito formal: Cajas Rurales, Financieras y Bancos”.

bazar-formal

Seguidamente, es notable el crecimiento. Con mucho esfuerzo y dedicación es posible la expansión del negocio. Asimismo,  Se sugiere que un negociante sepa el concepto de este término “negocio”: El negocio es una operación  de cierta complejidad, relacionada con los procesos de producción, distribución y venta de servicios y bienes, con el objetivo de satisfacer las diferentes necesidades.
Finalmente,  las relaciones sociales que se adquieran en el contacto con los clientes, familiares; entre otros, puede lograr la intervención para dar un próximo paso, como el asociarse para ganar más capital e incluso adquirir un crédito financiero y llegar a exportar sus productos. Está es la F del éxito: ¡Formaliza!

Vía: BCR

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion