La toma de decisión para los negocios rentables

En esta ocasión vamos a ver 4 alternativas para este tipo de análisis, donde determinamos si una idea es rentable o no.

1. Abandonar la idea

A pesar de perder la idea, hemos aprendido bastante, y podemos desarrollar una nueva idea de negocios, que refleje el aprendizaje que obtuvimos durante la investigación. Recuerde que no pierde nada, siempre y cuando la idea se quede como idea, no haberse acelerado y poner un negocio inmediatamente, lo cual sí representaría pérdidas de capital y trabajo.

2. Checar los costos fijos

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Podemos hacer otro análisis, cambiando los costos fijos a unos más austeros, sea cambiar factores como la renta, sueldos, etc. Recuerde que necesita apegarse a la realidad, no se puede inventar números sólo por el hecho de presentar un proyecto rentable.

3. Cambiar los costos variables

Es posible cambiar los valores de los costos variables, al cambiar la idea original del producto y los recursos que utiliza. Por ejemplo, en vez de sillas rústicas, podemos optar por una silla minimalista, de madera pero con un diseño más eficiente en términos de costos variables.

4. Cambiar el precio

El escenario menos ideal es cambiar el precio, a fin de aumentar las ganancias, y disminuir el número de unidades para llegar al punto de equilibrio. Este cambio, dependiendo del producto, puede resultar irreal, dado que subir incluso unos pesos o dólares a un producto, cambia el valor percibido por el cliente, haciendo el producto no valioso (por ser caro).

Fuente: 100negocios

comments

Autor entrada:

Deja un comentario