Lecciones olímpicas: Estrategias psicológicas para emprendedores

Para ser un triunfador, necesitas tener tu mente en el juego cuando intentas crecer tu negocio o empresa al igual que los mejores atletas que compiten en los Juegos Olímpicos. Las mismas técnicas mentales que usan los atletas de alto rendimiento para ganar, las puede aplicar un empresario para ser exitoso.

Las mismas estrategias psicológicas que ayudan a los atletas de alto rendimiento sobreponerse a los tiempos difíciles pueden ayudar a los emprendedores a perseverar y convertirse en grandes empresarios. Por eso, vamos a ver 3 de ellas que debemos tener en cuenta:

1. Los mejores atletas no derraman sangre, sudor y lágrimas por el dinero, la fama y la gloria. Similarmente, muchos emprendedores no lanzan su negocio sólo para ser ricos, lo hacen porque creen en su idea de negocios y en su capacidad para hacerla realidad. Cuando los rigores de ser un emprendedor parecen ser demasiados, reenfócate en por qué iniciaste tu negocio en primer lugar. Visualiza la adrenalina que sentiste cuando empezaste a crecer o cuando conseguiste a tu primer cliente.

2. Sé una máquina de aprendizaje. Desde observar las cintas de las actuaciones de sus competidores hasta leer libros sobre cómo mejorar su técnica, los jugadores olímpicos están deseosos de obtener aquellos conocimientos que les ayuden a ser aún mejores. Los dueños de negocios necesitan tener el mismo apetito voraz por recibir información que mejore su competitividad. Esto significa estudiar las acciones de la competencia, leer acerca de nuevas técnicas de marketing o de administración y estar al corriente de los nuevos desarrollos tecnológicos en tu industria.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Mantén la cabeza fría en el conflicto: La competencia es, por naturaleza, una forma de conflicto. Cualquier jugador olímpico quiere ganar la medalla de oro, pero sólo uno puede ganarlo. Los entrenadores y sus atletas puede que no siempre lo vean así. Pero son esos mismos conflictos los que dirigen a los atletas a sus mejores niveles de desempeño. Es importante no esquivar el conflicto en tu negocio, asumiendo que eres invencible. En lugar, enfócate en tu habilidad de trabajarlo, sin dejar que tu ego o tus emociones se lleven lo mejor de ti. Una vez que empieces a creer que eres el mejor y que eres un genio es probable que no estés en lo cierto. Mejor, mantente alerta y preparado, porque siempre hay un competidor que espera quitarte tu lugar.

Fuente: Soyentrepreneur

comments

Autor entrada:

Deja un comentario