Los beneficios de las sociedades

Las ventajas de conseguir un socio en una empresa suelen ser la posibilidad de incrementar el capital, la posibilidad de compartir responsabilidades, compartir el riesgo, compartir recursos, etc. Sin embargo, el contar con uno o varios socios, no es algo sencillo pues en una sociedad siempre estará presente la posibilidad de que surjan desacuerdos, conflictos o disputas.

Donde encontrar socios de negocios

Ante la necesidad de un mayor capital, lo primero es buscar al socio potencial en cualquiera de las redes personales que uno haya frecuentado durante su vida, familiares, amigos, compañeros de trabajo, centro de estudio, etc.

Aunque siempre se debe tener en cuenta que, ante una mala gestión o la obtención de malos resultados en la empresa, es probable que se llegue a quebrantar la relación personal que se tenía con el socio.

¿Qué sucede cuando una pareja, ambos socios de una empresa, decide divorciarse?

En dicha situación se plantean cuatro escenarios:

Seguir como socios dependerá de separar objetivamente los aspectos emocionales de los empresariales.

Que uno le compre la empresa al otro, estableciendo un proceso objetivo de valorización.

Que los dos vendan la empresa.

Que incorporen un socio que equilibre la propiedad y decisiones.

La decisión final dependerá de las motivaciones o causas del divorcio y del grado de comunicación y coordinación que exista entre los ex cónyuges, del tipo societario y de propiedad de la empresa, y del régimen matrimonial existente.

Aumentar el capital:

En el caso de las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada (EIRL) el aumento de capital solo puede ser efectuado por el titular de la empresa. Si se decide que otra persona sea quien aporte capital, se deberá transformar la EIRL en otra de las formas de empresa existentes.

Si se habla de sociedades (SA, SAC o SRL), el aumento puede ser efectuado por los socios actuales y se mantendrá su misma participación. Pero podría darse que solo uno de los socios aumente el capital. En este caso se definirá una nueva composición en la participación. En las sociedades, el aumento de capital puede suponer el aumento de valor nominal de cada acción (participación) o la creación de nuevas sociedades.

Antes de Iniciarse:

En toda sociedad hay procesos que requieren ajustarse al inicio. Se debe discutir sobre el valor de las acciones, acordar qué derechos y obligaciones le corresponderá a cada uno de los socios. Deben ser planteados por escrito programas para el flujo de información y un modo de salida (que siempre es posible) y compra de la participación del socio.

Es importante saber si los socios originales tendrán una opción de compra de sus acciones, con precios y plazos definidos. Del mismo modo, debe acordarse si habrá reparto de utilidades cada año y si no hay, de qué forma se reinvertirá lo ganado.

 

Fuente: crecenegocios

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion