Más pautas para definir mi idea de negocio

Para poner en marcha una empresa es fundamental tener clara la idea de negocio y conocer la materia, explica Manuel Antonio Huerta, ideólogo de Gecuna, consultora asturiana.

Indicó que lo primero que nos recomendaron fue describir con exactitud el servicio que íbamos a ofrecer. Además de analizar para qué y para quién está pensado y por qué iba a ser valorado por los clientes potenciales.

Todos los expertos en creación de empresas coinciden en señalar la importancia de este análisis de la idea de negocio:

Algunas de las preguntas que el emprendedor debe responder son:

– ¿Qué productos o servicios voy a ofrecer al mercado?

– ¿Cuál va a ser mi modelo de negocio?

– ¿Qué innovación, desde el punto de vista tecnológico o empresarial, aporta mi empresa?

Herramienta que puedes utilizar para realizar este análisis.

¿Cuáles son tus Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas? Las iniciales de estas cuatro palabras forman FODA, un recurso imprescindible para analizar la viabilidad de una idea de negocio.

Mi producto, ¿Cubre una necesidad de mercado o busco crearla? Llega el momento de estudiar el público al que vamos a dirigirnos. Otra piedra angular del análisis de viabilidad, empezar estudiando si existe un mercado para lo que voy a ofrecer. En caso afirmativo, habrá que comprobar si puedo ocupar un hueco de ese mercado y, en caso negativo, si puedo crear una nueva necesidad.

¿Cuál es el mercado potencial al que apunto?

Para saber si un producto o servicio es vendible o asumible por el público, hay que acudir a una herramienta indispensable de investigación: el análisis de mercado. Se trata de averiguar si existen clientes dispuestos a pagar por lo que vas a ofrecer. Y, en ese caso, quiénes son, dónde viven, qué hacen y por qué comprarían tu producto o servicio. También hay que analizar cómo es el sector donde voy a competir y cómo va a evolucionar los próximos años. Para obtener esos datos puede consultarse información en Internet, realizar un trabajo de campo y observación, hacer pequeñas encuestas y entrevistas a clientes potenciales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion