Mitos Comerciales: Hallar una buena idea de negocio y necesidad del dinero

Los mitos son creencias o ideas que pueden influenciar negativamente en los emprendedores, formando una especie de barrera mental que puede bloquear su creatividad, impidiendo que puedan desarrollar con éxito sus ideas de negocio.

– La meditación para hallar una buena idea de negocio: Muchas personas al estar en su oficina o encerrándose en sus casas, piensan que podrán hacer desarrollar su imaginación y creatividad, y de pronto se les ocurrirá una buena idea de negocio. Para hallar una buena idea de negocio, uno tiene que salir a la calle. 

Es recomendable visitar los mercados, la competencia, los centros comerciales, y observar directamente a los consumidores. Observar y analizar sus comportamientos, sus preferencias, sus gustos, sus hábitos; y tratar de identificar sus verdaderas necesidades insatisfechas.

Por ello, para hallar nuestra idea de negocio, hay que preguntarse ¿qué negocio podríamos crear que satisfagan estas necesidades insatisfechas?, ¿qué negocio podría complacer sus preferencias o gustos?, ¿qué negocios de los ya existentes podríamos reinventar?, ¿qué podríamos agregar o modificar a los productos que ya se comercializan?, ¿qué negocios podríamos combinar, y que puedan tener una buena acogida?

– Se necesita mucho dinero para empezar un negocio: Los emprendedores piensan que se necesita contar con un buen capital, o una buena inversión para poder crear o iniciar un negocio, incluso planifican ahorrar unos años parte del dinero que reciben por sus empleos, para recién poder empezar con la creación de la empresa que tanto sueñan iniciar.

Pero ello, no está importante, pues para iniciar un negocio o empresa, antes que dinero, se necesita creatividad. Para identificar y crear negocios que no requieran de mucho capital o inversión, por ejemplo, los negocios basados en Internet o en el hogar.

– La creatividad para iniciar con poco capital el negocio que tanto queremos crear, por ejemplo, realizando convenios, buscando créditos comerciales, realizando truques, alquilando en vez de comprar, o consiguiendo equipos o maquinarias a muy bajo costo.

– La creatividad para conseguir el financiamiento que nos hace falta, por ejemplo, diseñando un buen plan de negocios que nos permita sustentar la solicitud de un crédito financiero, o participando en concursos sobre ideas de negocios.

Fuente: Crecenegocios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion