Negocio en Casa: La importancia de invertir poco a poco

Hoy en día, un error que todo nuevo emprendedor comete al empezar un negocio en casa, es lanzarse con el capital que tiene para la construcción de su empresa.

Muchos expertos recomiendan que la clave es invertir poco a poco en el negocio. Es decir, saber qué es lo elemental o lo básico que necesita el negocio, y hacer esto.

Un ejemplo, es poner una heladería en su casa. Tiene el espacio disponible, pero falta acondicionarlo (pintura, piso, etc.), comprar la maquina para guardar el helado (y demás máquinaria), poner letreros y anuncio fuera del negocio, comprar la materia prima y plásticos (envases, cucharas, etc.)

En muchos casos, el problema de negocios sería invertir todo su dinero en crear un local bellísimo el primer día. Pasa el tiempo, y se da cuenta que no era un negocio como esperaba, sino un negocio de temporada, que sólo vende en las épocas de calor. Así mismo, los ingresos generados, no son suficientes para sostener los gastos mensuales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Por ello, al invertir poco a poco, podemos darnos cuenta (antes de usar todo el capital), que:

1) El negocio puede tener éxito y vale la pena seguir invirtiendo en él y

2) Qué es lo que quiere ver el cliente de este negocio.

Finalmente, de esta forma, utilizaríamos el mínimo necesario para darle una presentación atractiva al local, sin comprar las máquinas, invertir en mucho producto y plásticos. Con pintar el interior y la fachada, poner un anuncio exterior, y fijar un mostrador al frente (sin mesas ni sillas), la inversión se reduce, y podemos ver por unas semanas o meses, cómo funciona el negocio.

Fuente: 100negocios

Artículos Relacionados

comments