Plan de negocio: Claves para convertir tu idea en dinero

Plan de negocio: Claves para conviertir tu idea en dineroLa red es el terreno en el que crecen casi todas las start up. Saber lanzar un negocio online es ya una necesidad porque, como explica Marc Ostrofsky, inversor en el registro de dominios, cualquiera puede emplearla para ganar dinero, ahorrar y crear nuevas fuentes de ingresos.

 

Marc Ostrofsky vendió su dominio business.com por siete millones y medio de dólares, es cofundador de cientos de portales en la Red y su empresa Internet REIT se dedica a desarrollar y vender tráfico online. Ostrofsky considera que cualquiera puede hacer dinero en el mundo digital: Internet es una herramienta muy potente para conseguir ingresos de forma rápida y lograr ahorrar.

Dónde están las buenas ideas: He aquí algunos puntos que pueden resultar útiles para valorar de forma favorable una idea que se base en el mundo online:

– Piense de forma original. Si cree que nunca se ha hecho de esta manera, puede que haya dado con la clave.

– ¿Puede dar originalidad a ideas que ya existen?

– Piense en cómo vender a largo plazo. Sea un buen planificador y ejecutor.

– Transforme sus clientes potenciales en clientes que paguen. Haga que sus seguidores le den dinero por un producto o servicio.

– Una vez que haya conseguido un cliente, aprenda cómo satisfacer sus demandas de forma periódica y no olvide darles las gracias.

– Si algo funciona, modifíquelo poco a poco a ver si consigue mejores resultados.

Llevar las ideas a la práctica:

– Si utiliza un sitio web para ganar dinero en internet, debe tener un fin determinado. Los objetivos de su portal deben formar parte de su plan de negocio.

– Haga su sitio web lo más interactivo posible y defina su público al que desea llegar. Diríjase a él para que le responda.

– Investigue su mercado: qué quiere, qué necesita, cómo están pagando los productos.

– Haga que sea fácil hacer negocios con usted.

– Estudie a su competencia. Si a ellos les funciona, puede que a usted también. Pero recuerde que cada negocio es diferente.

Fuente: Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion