Por qué debes registrar el nombre de tu empresa

Proteger el nombre de un negocio mediante el registro de marca es una parte esencial del crecimiento del emprendimiento y para mantener la confianza del cliente.

Todo emprendedor debe saber que una marca se utiliza para diferenciar productos o servicios de otros similares, lo que ayuda a los clientes a tomar decisiones de compra más rápidamente.

A eso se agrega que tendrán la seguridad que obtendrán una calidad o prestaciones cuando vuelvan a adquirir ese mismo producto o servicio. Entonces, el nombre del negocio se irá enriqueciendo con el tiempo junto con todos los demás factores que acompañan a la empresa, como su estrategia de marketing, publicidad, la calidad y precio de nuestros productos o servicios, la capacitación de sus empleados, etc.

A fin de cuentas, la marca es un activo de la empresa que a la larga puede tener mucho valor y puede ser la clave para representar a la misma y atraer a potenciales clientes de una manera correcta.

Entonces, ¿cuáles son los puntos que sen debe considerar para registrar un negocio?

1.- Definir el giro o actividad

Lo primero de todo es definir a qué se va a dedicar uno, del tipo de negocio que se desea comenzar, ya que de ello dependerán algunos de los trámites a realizar, y será fundamental para el momento en que nos registremos ante la Sunat para efectos del pago de impuestos y demás obligaciones.

2.-Elegir el nombre y logotipo

Esto será la identificación de la empresa. Y en cuanto al nombre es necesario tener varias opciones ya que es lo que solicitan para constituir la sociedad, y deben revisar que no haya un nombre igual ya registrado.

3.- Ubicación de la empresa

Es necesario contar ya con la ubicación en donde vaya a estar la empresa para registrarla al hacer los trámites.

Te puede interesar Indecopi: ¿Cuánto cuesta registrar una marca?

4.- Búsqueda y reserva del nombre

Después de tener el nombre que se va a bautizar a la empresa o negocio,  se debe ir a las oficinas de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp) para verificar que no exista en el mercado un nombre o razón social parecido o igual al que escogiste.

Y una vez que confirmes que no hay nombres parecidos o iguales a los que tendrá la empresa, se puede hacer el trámite de reserva de nombre o razón social, solicitar la inscripción y obtener la reserva del nombre.  La reserva dura 30 días calendarios, por lo que tienes ese plazo para completar los demás trámites de formalización de la empresa.

5.- Elaboración de la minuta

La minuta es un documento en el cual el miembro o los miembros de la futura empresa manifiestan su voluntad de constituirla, y en donde se señalan todos los acuerdos respectivos. La minuta consta del pacto social y los estatutos, además de los insertos que se puedan adjuntar a ésta.

En la minuta deben figurar: los datos generales del miembro o miembros del negocio, el giro de la empresa, el tipo de empresa (Empresa Individual de Responsabilidads Limitada, Sociedad de Responsabildiad Limitada, Sociedad Anónima, o una Sociedad Anónima Cerrada), la denominación o razón social de la empresa, entre otros acuerdos que establezcan los miembros de la empresa.

6.- Elevar la minuta a escritura pública

Consiste en acudir a una Notaría y llevarle la minuta a un notario público para que la revise y la eleve a Escritura Pública. Los documentos que se debe llevar junto con la minuta son una Constancia o comprobante de depósito del capital social aportado en una cuenta bancaria a nombre de la empresa, un Inventario detallado y valorizado de los bienes no dinerarios y un Certificado de búsqueda y reserva del nombre emitido por la Sunarp. Una vez elevada la minuta, esta debe ser firmada y sellada por el notario.

7.- Elevar la escritura pública en la Sunarp

Una vez que se ha obtenido la Escritura Pública, hay que llevarla a la Sunarp, en donde se realizarán los trámites necesarios para inscribir la empresa. La empresa existe a partir de este paso.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados