¿Qué tipo de empresa debes elegir para tu negocio?

Elegir el tipo de sociedad es una de las primeras decisiones a tomar antes de poner en marcha un emprendimiento.

Muchas veces los emprendedores más preocupados por conseguir el capital, pasan por alto un punto básico antes de iniciar un negocio: no prestan demasiada atención a la elección de la sociedad que utilizarán.

Lo que ignoran es que, de no utilizar la adecuada, podrían verse envueltos en un costoso proceso lleno de trámites que entorpecerán la toma de decisiones. Y si ya se tiene tiene todo listo para crear tu empresa, ¿por dónde empezar?

Lo primero que se tiene que preguntarse es si se registrará como persona natural o jurídica. La Sunat explica que al constituir una empresa como persona natural, lo único que puedes aperturar con ella es una empresa unipersonal, mientras que en el caso de optar por la persona jurídica, puedes formar muchos otros distintos tipos de empresas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Entonces, ¿Cuál de todas elegir? Aquí una guía sencilla:

– Empresa unipersonal: en este caso, una persona natural es quien ejerce la actividad económica y como propietario del negocio o empresa, es responsable de su manejo y responde ante terceros no solo con los bienes del negocio, sino también con su patrimonio personal.

– Empresa individual de responsabilidad limitada (E.I.R.L.) : si se quiere emprender en solitario, entonces esta podría ser una buena opción. Entre sus ventajas se encuentra el hecho de que el patrimonio de la empresa se separa del personal. Además, no estás obligado a ser el administrador, ya que puedes delegarle esas funciones a un gerente. Y recordar que no se podrá incluir a otro socio en la empresa en el futuro. La única solución sería crear otro negocio.

Te puede interesar: Cómo debes elegir la forma jurídica para tu empresa

Y si se trata en sociedad:

– Sociedad anónima (S.A.): requiere un mínimo de dos accionistas y no tiene un número máximo de ellos. Es la modalidad más tradicional. Está conformada por tres órganos: la junta general de accionistas, el directorio y el gerente, que es nombrado por el directorio.

– Sociedad anónima cerrada (S.A.C.) : para esta sociedad se necesitan un mínimo de dos accionistas y 20 como máximo. El capital está representado por acciones y por ello, tienen una junta general de accionistas y un gerente, que ejerce la representación legal.

– Sociedad comercial de responsabilidad limitada (S.R.L.) : esta sociedad permite tener entre dos y 20 socios. Es una alternativa típica para empresas familiares. En esta opción rige la voluntad de los socios que representen la mayoría del capital social.

La elección variará según lo que se tenga en mente para el negocio, ya sea que busques abrir una empresa grande o pequeña, por lo que se debe estudiar bien cada una de las opciones. No querrás invertir mucho dinero para ganar poco, y el tipo de empresa que se seleccione al inscribirse contribuirá mucho.

Vía: Centrum

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P