Tendrás que gestionar estos 7 problemas al crear tu empresa para alcanzar el éxito

magnifying glassHoy me gustaría plantear 7 de los problemas que tendrás que gestionar al crear tu empresa en un elevado grado de probabilidad.

Problema # 1 : Conseguir Nuevos Clientes será difícil

  • Se dice que mantener un Cliente actual es de 3 a 7 veces (según fuentes) más sencillo y menos costoso que conseguir un Nuevo Cliente.
  • ‘Going Hunting’ (‘Cazar’) nuevos Clientes es más difícil que hacer ‘Farming’ , o cultivar Clientes actuales.
  • Sé consciente que los nuevos Clientes pueden tardar en venir, y requerirán de un proceso de Ventas muy bien construido y eficaz.

Problema # 2: Ingreso es distinto a Cobro

A veces tendrás una cuenta de resultados muy bonita, con unos ingresos significativos y unos gastos menores, y un beneficio decente.  sin embargo, tu empresa se puede ir igualmente a pique. ¿Por qué? Porque tu empresa sobrevive por la tesorería, por el ‘flujo de caja’. Tener liquidez será importante. Cobrar de un cliente es el paso final, no ingresar. Y recuerda que de momento el IVA se paga aunque no hayamos cobrado.

Problema # 3: Desenfocar tu Tiempo es un camino para el Fracaso.

  • Ser una persona de elevada ‘productividad’ te puede ayudar muchísimo en tu empeño de levantar la Empresa.
  • Hay muchos temas a realizar, no añadas otros de menos valor o vivirás rodeado de actividad-ruido.
  • Enfócate hacia lo más importante, Clientes, Empleados, Financiación, Operaciones, Satisfacción Cliente.

Problema # 4: La falta de Escalabilidad de tu Empresa te pasará factura tarde o temprano

El modelo de negocio que escojas, la infrastructura, el talento de tus empleados, etc, determinarán en gran medida la capacidad de tu Empresa de Crecer a largo plazo. Puedes construir de forma ‘corto-placista’ para crear y operar un pequeño negocio o empresa. Es perfectamente lícito. Pero luego no pretendas que la misma se convierta en una gran multinacional si construyes sobre cimientos débiles.

Problema # 5: Los Socios pueden ser una área de problemas

Dejar los temas bien cerrados, Ir de buenas y para el bien de todos. Separar los roles y responsabilidades. Dejar claros escenarios como la entrada de Capital Riesgo, petición de Crédito, toma de ciertos Riesgos, etc.
Todo ello son puntos a tener en cuenta – y solo con un buen Contrato inicial, transparencia y muy buena voluntad por parte de todos se llegará a buen puerto. Escoge muy bien con quién te asocias.

Problema # 6: Tendrás que aprender a Vender tu Empresa, de Finanzas, de Tecnología, de temas Legales y de Talento (o RRHH).

Pues sí. Quizá eres un ingeniero de telecomunicaciones, una experta en tu producto o una gran persona de marketing. Es lo que has hecho siempre, es lo que te gusta y es aquello alrededor de lo que has montado la Empresa. Sin embargo, montar y desarrollar una Empresa, si eres el fundador, requiere muchas capacidades y conocimientos más que te verás obligado a adquirir.

  • Vender: Presentar tu Empresa y hacer que encaje con las necesidades de tus interlocutores será imprescindible. Principalmente con Clientes pero a veces también con otros actores, como por ejemplo bancos o empresas de Capital Riesgo.
  • Finanzas: Ingresar, Cobrar, Pagar, Entender de Impuestos, Presentar los Libros, etc. Aunque te ayude una gestoría externa, mejor aprende o algún día puedes encontrarte una sorpresa desagradable.
  • Tecnología: Tener una base informática te ayudará mucho. Velocidad, productividad, optimización del funcionamiento,  aunque tu Empresa sea de base no tecnológica.
  • Legal: Tendrás que realizar contratos. Para crear la Empresa. Para con Clientes. Para Proveedores. Para Empleados… mejor aprende.
  • Talento/RRHH: Identificar el perfil que necesitas. Entontrarlo. Seleccionarlo. Contratarlo. Motivarlo. Y eso sin contar gestión laboral, que probablemente externalizarás.

Problema # 7 : Te llevarás problemas a Casa

  • Cuando se trata de tu Empresa no hay un ‘directivo superior’ al que encomendarte.
  • Tú tienes que conseguir que haya tesorería para pagar las nóminas.
  • Tú respondes por las deudas de la Empresa.
  • Tú te preocupas más por la Empresa que la mayoría del resto de tus Empleados.
  • Cuando pierdes un Cliente te duele en el alma.
  • Cuando tienes que despedir a un trabajador porque no hay suficiente volumen de trabajo también te duele.
  • Todo ello acaba redundado en que sea más probable que te lleves problemas a casa que si trabajas por cuenta ajena.

Fuente: teragrowth.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion