Todo emprendedor debe saber responder estas 5 preguntas

¿Necesitas financiación? Para muchos emprendedores, esto significa pedir créditos, préstamos, extraer ahorros y pedir inversiones. Para que una idea se convierta en algo tangible, la mayoría de los emprendedores deben enfrentarse a una situación complicada.

Es un momento pesadilla: un panel de posibles inversores, vestidos de traje y mirando por encima de las gafas al emprendedor que muestra el PowerPoint del millón de dólares. Esta reunión puede ser la solución a todos los problemas, o un fracaso completo.

Los inversores no están buscando preguntas ‘trampa’ para intentar confundir a los emprendedores a propósito, pero sí hay algunas preguntas imprescindibles que todo líder de un proyecto debe saber responder. Todos tienen un mismo objetivo: saber qué propone el emprendedor, sus motivaciones, expectativas y deseos. Si se proponen de forma correcta, tendrán una ventana de acceso dentro de sus pensamientos y sabrán si quieren colaborar con esa persona.

Recogemos aquí, inspirados por un artículo en Forbes, las cinco preguntas esenciales que todo emprendedor debe conocer para sobrevivir la batalla de la financiación.

1- ¿Es tu primera startup?

Para muchos inversores, un serial entrepreneur es muy diferente a un emprendedor primerizo. Los antecedentes de un emprendedor que haya pasado ya por el proceso de financiación son muy valorados por los inversores: Si el emprendedor tiene una buena reputación, estarán más dispuestos a invertir en sus ideas. En el caso de los emprendedores primerizos, no tener referencias no tiene por qué ser un problema si están suficientemente preparados con un proyecto robusto y bien planteado.

2- En el caso de vender tu startup, ¿cómo sería tu salida?

Muchas de las startups en el mundo de la tecnología encuentran la oportunidad de sus vidas al recibir una oferta de una compañía más grande. Para los inversores, esto puede ser algo problemático, ya que deben saber a qué atenerse si se acepta una oferta y si van a recibir por lo menos el mínimo de inversión en ese caso. En este momento no están pidiendo una cifra, sino unos posibles escenarios para poder determinar que entiendes lo que ellos requerirán como inversores. Es importante que ellos también comprendan que no se está formando una empresa simplemente para venderlo, sino que la intención es crear un ambiente sostenible.

3- ¿Cuánto piensas pagarte a ti mismo y al personal sénior de tu equipo?

Si quieres ser emprendedor, no estás buscando un sueldo impresionante desde el primer día. Es imposible ofrecer un sueldo a precio mercado para los directivos de una startup que acaba de comenzar. Al hacer esta pregunta, los inversores están investigando tu seriedad como director de una compañía, teniendo en cuenta que si pones el listón alto, ellos probablemente no estén dispuestos a arriesgarse. Un sueldo razonable que esté unido a la trayectoria de éxito de la compañía y que cubra las necesidades básicas es lo que buscan escuchar.

4- ¿Cual es tu plan B?

Esta pregunta ayudará a los inversores a conocer más el carácter y la forma de pensar del emprendedor. Es poco probable que todo funcione a la perfección (especialmente en el primer intento) por lo que los emprendedores deben siempre tener un plan B para conseguir tener una solución premeditada a los grandes problemas. Si el emprendedor no tiene un plan B, o si no está dispuesto a siquiera pensar en ello, demuestra una falta de creatividad y resolución de problemas importante que posiblemente sea problemático más tarde.

5- ¿Qué es lo que te haría fracasar?

Esta pregunta, presente en la mente de todo emprendedor, es quizás la que menos apetece saber contestar. Para muchos emprendedores, el proyecto al que se han cometido les absorbe la vida, con horas interminables y problemas infinitos. Tras ese inmenso trabajo, el fracaso no debería ser posible. Todo líder debe conocer los puntos débiles de su equipo, además de las limitaciones a las que se enfrentan. El estado del mercado, las inversiones necesarias, los retos a los que se enfrentan con el producto o servicio y la clientela a la que deben atrapar son factores decisivos que pueden hacer caer a una empresa de un momento a otro. Lo que buscan los inversores es que el emprendedor sea consciente de los riesgos que tiene al comenzar el proyecto y las soluciones que presentará para poder resolverlos adecuadamente.

Siempre puedes mentir – los inversores no serán conscientes si el emprendedor decide inventarse las respuestas más convincentes posibles para poder conseguir la inversión de sus sueños. Pero si prometes algo que no puedes cumplir, más tarde acabarás pagando por ello.

Para los emprendedores más nerviosos, es importante saber que no se deben ensayar las respuestas para que salgan de forma mecánica, sino que deben prepararse para responder de forma sincera, convincente y sobre todo realista.

Fuente: emprendedores.ticbeat.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion