Edith Huamán, joven diseñadora y emprendedora

Edith Huaman

En los ochentas, nació en Huancayo una niña con grandes habilidades para pintar, dibujar, bordar, tejer y una capacidad creativa mayor al común. Edith Huamán, resultó ser la ganadora de la categoría alpaca en el concurso de Jóvenes Creadores al Mundo 2011 (organizado por PromPerú en el marco de Perú Moda) y merecedora del Premio Luces del Diario El Comercio. Ella nos cuenta sobre su vida, su pasión por el diseño y su experiencia con su empresa familiar.

Dicen por ahí que “en Huancayo, los niños antes de empezar a caminar-correr, ya saben tejer y bordar”. Esta frase nos hace pensar y verificar dicha afirmación. Jóvenes como Edith y otras diseñadoras huancaínas como Silvia Paredes y Rosalind Arroyo, nos hacen pensar que es cierto, que todos los nacidos en este lugar tienen un talento y habilidad especial en el diseño, en las manos y su inspiración está en su tierra.

edithhuaman1

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Su madre huancaína y padre cusqueño, ambos emprendedores, montaron una empresa textil donde actualmente ella dirige el área de diseño y desarrollo de producto. “Mis padres empezaron la idea de exportar desde cero, yo los admiro mucho porque son visionarios”, comenta Edith. Ella estudió administración de empresas porque estaba ligada a la actividad de la familia, pero su lado artístico no la dejó. Ingresó a la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes para orientarse en las artes plásticas. Mientras, ella aprendía el negocio, las técnicas, como trabajar con la alpaca y el algodón. Su empresa, Mantari Sweater, aunque la considera pequeña, da mucho valor. “Sentimos mucha satisfacción porque creamos fuentes de trabajo, capacitamos a madres de familia de los distritos aledaños a Huancayo para que trabajen con nosotros, contribuimos a que ellas se desarrollen y sean más independientes económicamente”.

Esta chica, fanática del rock, de Galliano en la Casa Dior, Jean Paul Gaultier y Alexander McQueen, tuvo la suerte de encontrar en su hobbie, su profesión. Ella forma parte de la primera promoción de diseñadores de moda del Instituto Continental (Huancayo). “Tengo muchos sentimientos gratos hacia ellos porque siempre apostaron por mi; antes y después de mi participación en el concurso” afirma Edith.

Cuando estaba terminando su primer año en Bellas Artes, se enteró que abrirían la carrera de diseño de modas en Huancayo. Sin vacilar, decidió estudiar esta carrera pues era un área que necesitaba potenciar en la empresa de sus padres. “La vida me llevó por otro camino, no muy lejano, porque está muy ligado a la creación y lo manual, el diseño de modas. Cada vez que desarrollo una colección me convenzo más que este es mi camino y mi vocación, me siento muy realizada siendo diseñadora y estoy consciente que me falta mucho por aprender y por recorrer” señala nuestra entrevistada. Edith cree que la moda en el Perú, aún está centralizada, pero confía en que los cambios por los que está pasando el sector serán favorables.

edithhuaman2

Hay un consejo que los conocedores y experimentados en la moda siempre dan a los jóvenes aspirantes a diseñadores. “Viajar y ver el mundo”, esto definitivamente abre los ojos a cualquier ser humano y les muestra realidades, lugares, simbolismos, gente, conductas que nos ayudan a tener referencias de aspectos diferentes a nosotros y definen con mayor seguridad nuestra identidad, nuestras raíces. El concurso de Jóvenes Creadores al Mundo fue el trampolín de Edith. Ella decidió participar por “las ganas de demostrarme a mi misma que si podía, que era buena en lo que hacía, las ganas de vivir nuevas experiencias. Quería ganar el concurso para tener la posibilidad de viajar y ver por mi misma la realidad en moda en otro país y obtener más conocimientos en la industria de la moda”. Y así fue. Sus primeras expectativas fueron medir su capacidad, hasta qué punto podía realizarlo, hasta dónde podría llegar. Y tal como cualquier persona que participa en un concurso, sus ganas de ganar hicieron darlo todo: “tiempo, voluntad y esfuerzo”, como ella menciona.

Y ganó en la categoría alpaca. A partir de ello, Edith empezó a ser reconocida por su trabajo como diseñadora y la empresa familiar también ha afianzado su imagen. Este mérito la llevó a realizar una pasantía en la Casa Versace, el sueño de muchos jóvenes diseñadores. Edith la califica como una muy buena experiencia, inolvidable, donde aprendió mucho.

Cuando le preguntamos a Edith sobre cuáles cree que son los valores fundamentales de un diseñador de modas nos respondió: “Ser creativo, perseverante, honesto, trabajador, curioso e investigador”. Además nos cuenta: “Hace algún tiempo escuché que para ser diseñador tienes que tener dos cosas: talento y medios económicos. Creo que tienen razón. Una tiene que luchar mucho para lograrlo; yo creo que estoy en el camino. Soy consciente que me falta mucho por recorrer… Pienso que como diseñadores deberíamos revalorar más nuestra cultura, ser originales”.

Actualmente Edith se dedica a su empresa, exportando prendas en alpaca a Estados Unidos, Alemania y Francia. Además, con orgullo nos cuenta que este año han logrado la certificación en BPMM (Buenas Prácticas de Mercadeo y Manufacturas) y en Comercio Justo (Fair Trade). También menciona su participación en ferias, como Perú Moda que se realizó en el mes de abril y en la próxima rueda de negocios Sur Exporta. Sigue como docente en su alma mater, el Instituto Continental y su meta constante es ver crecer su negocio con Mantari Sweater.

Vía: sofiaki.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario