El difícil camino de las startups peruanas

Avanzamos a pasos de tortuga. Y es que a diferencia de otros países de la región, en el Perú aún estamos rezagados en todo lo concerniente a la creación y desarrollo de startups tecnológicas. Escasa voluntad del Gobierno, poco incentivo empresarial y escasas habilidades de los emprendedores tecnológicos, restan en la creación de startups sólidas en el tiempo y financieramente. Sin embargo, hay algunos esfuerzos que resaltar.

WAYRA PERÚ

La incubadora de startups de Telefónica, Wayra Perú, ha sido una de las pioneras en el apoyo a los emprendedores tecnológicos. Desde su creación, Wayra Perú ha invertido 9 millones de soles en 30 startups locales. Wayra Perú no es sólo una incubadora de negocios, sino además, una aceleradora, pues no sólo contribuye con capital a las startups ganadoras, sino también con asesoría y permanente capacitación.

START UP PERÚ

Con 68 millones de fondos, Start Up Perú pretende revolucionar el mercado tecnológico nacional. Esta iniciativa del Estado pretende colaborar con 268 emprendimientos hasta el 2016, como parte del Plan Nacional de Diversificación Productiva. Una ventaja de Start Up Perú es que cuenta con sólidas alianzas con instituciones del extranjero como la Universidad de Harvard o el Institute of Techonology of Massachusetts (MIT), e incluso, cuenta con relaciones consolidadas con algunas startups de Silicon Valley.

LA REALIDAD LATINOAMERICANA

Sin embargo, estos dos esfuerzos, en el ámbito privado y estatal, no son nada comparable a los que sostienen otros países de Latinoamérica. Por ejemplo, en Chile existen numerosas incubadoras y aceleradoras de negocios, con vínculos estrechos con Silicon Valley. Por ello, no es de extrañar que numerosos emprendedores nacionales no postulen a las iniciativas peruanas, sino opten por las extranjeras. Claro, también compiten contra emprendedores de toda la región que tienen los mismos objetivos que uno.

En Colombia, la aceleradora más importante es iNNpulsa Colombia, una iniciativa estatal que ya ha logrado importantes resultados en el campo tecnológico. Lo más llamativo de todo es que a diferencia de la banca local, existen instituciones financieras, tanto en Chile como en Colombia, que apuestan por las startups, hasta tal punto que han creado líneas de créditos especializados a favor de estos emprendedores. Bancoldex en Colombia y Corfo en Chile son sólo dos ejemplos de lo expuesto.

LA SITUACIÓN LOCAL

Como ya hemos colegido, existe un bajo interés del Gobierno para fomentar estas iniciativas empresariales. Las empresas tampoco juegan a favor de la innovación. Prefieren todo listo y empaquetado. Comprar tecnología del extranjero es lo más conveniente para ellos. Sin embargo, no se percatan que el valor agregado se genera con la innovación. Una alianza entre empresa – universidad se hace necesaria para los próximos años.

Sin embargo, también el emprendedor tecnológico tiene su dosis de responsabilidad en toda esta problemática. Los emprendedores locales tienen ideas muy interesantes, comparables a la de cualquier joven de Silicon Valley, pero olvidan que parte de tener un startup conlleva conseguir clientes para que sus proyectos se conviertan en rentables financieramente.

Por tanto, es vital que las instituciones privadas como locales orienten en temas empresariales a estos jóvenes emprendedores. Los de Silicon Valley han aprendido muy bien la tarea: no se quedan en el desarrollo de algún programa, siempre están en búsqueda de personas o empresas que deseen comprar su “producto”. Si no se complementa el conocimiento tecnológico con el empresarial, gran parte de startups quedarán como un proyecto universitario más.

Se calcula que a una Startup en Latinoamérica le toma aproximadamente 5 años volverse autosostenible (es el período que le toma al emprendedor desarrollar su producto y encontrar sus primeros compradores). Pero, ¿durante ese periodo que ocurre con el emprendedor? ¿Vive del aire? Tarea pendiente para las empresas y el Estado.

Vía. Portafolio Económico

Foto: beta.udep.edu.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion