El reto de iniciar un negocio y continuar como empleado a la vez

administrar-el-tiempo

¿Quién no quisiera que los días tengan 40 horas para cumplir el sueño de tener un empleo y a la vez crear un negocio propio? Pues, a menos que las leyes de la física se rompan, nuestro planeta seguirá tomándose las 24 horas habituales para su rotación. Así que para una persona que trabaja como empleado de 9 am hasta las 6 pm, le resulta prácticamente imposible iniciar un negocio a la par. Entonces, ¿qué opciones le quedan?

PONER LOS PLAZOS EN CLARO

Sabes, después de todo el hecho que tengas poco tiempo para iniciar tu propio negocio a la par que trabajas puede que no sea del todo negativo. Hay una forma para convertirlo en un punto a favor nuestro. Puedes poner tu idea de negocio a prueba. No renuncies a tu trabajo, utiliza unos meses prudenciales trabajando en tu negocio unas horas al día para que veas cómo va (sobre todo, si éste es tu primer emprendimiento).

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Claro está, que esta situación no puede continuar durante toda la vida. Te terminarás agotando y no tendrás tiempo para disfrutar con tu familia. Así que plantéate algunos plazos desde ahora:

  • ¿Cuántos meses más seguiré en mi empleo?
  • ¿Cuánto dinero tengo a disposición para empezar mi negocio?
  • ¿Podré realmente trabajar como mínimo 3 ó 4 horas diarias en mi emprendimiento mientras continúo como empleado?
  • ¿Podré dejar de lado por completo mis tareas como empleado al marcar tarjeta a las 6 pm?

ALGUNOS TIPS PARA EMPEZAR

Puede que tu empleo te dejé completamente agotado al terminar el día laboral, pero nadie dijo que iba a ser fácil. Después de todo, es una decisión completamente tuya el estar dispuesto a dar un poco más para cumplir un sueño. Si de verdad estás comprometido, puedes empezar dando pequeños pasos como los que te reseñamos a continuación:

  1. COMIENZA A DESCONECTARTE DE TU ACTUAL EMPLEO

Puede sonar algo cruel en relación con tu actual trabajo, pero es algo indispensable si quieres tomar las riendas de tu futuro por tu cuenta. Como ya te habíamos adelantado, tu primera misión es olvidarte del trabajo una vez que ha terminado tu horario de trabajo. Tus horas libres deben estar completamente enfocadas en tu nuevo emprendimiento y en tu familia, olvídate del trabajo para casa.

  1. RESPETA TUS NUEVOS HORARIOS

No vale hacer trampas aquí, y mucho menos si tu propio negocio lo vas a hacer desde casa. Dedica las pocas horas que tienes al día a tu negocio, no vayas a estar revisando correos, chequeando las redes sociales, escuchando programas de radio, es más, desconéctate de todos los medios electrónicos que tengas a disposición.

Una buena opción para no mantenerse completamente desconectado son los emprendimientos ligados al trabajo online. Ahí sí es más que indispensable estar conectado. Además, que este tipo de emprendimientos nos ahorran mucho tiempo, ya que no nos obliga a salir de casa para nada.

  1. NUEVAS Y DIFERENTES METAS

Tendrás que comenzar a evaluar hasta tres tipos de metas para que el emprendimiento pueda marchar sobre ruedas en el poco tiempo que dispones.

  • METAS DIARIAS: Recuerda, sólo tienes cuatro horas disponibles en promedio. ¿Qué vas a hacer hoy día? Si no lo tienes claro, es mejor que te sientes frente a la TV a ver tu programa favorito, será más fructífero.
  • METAS SEMANALES: Es el momento de dar vida a tu negocio. La primera semana puedes dedicarla a sacar cuentas o a ver qué más necesita mejorar tu producto o servicio. La segunda semana, haz una pequeña investigación de mercado, con tus amigos y familiares como conejillos de indias. En la tercera, puedes aprovechar para hacer publicidad a tu producto a bajo coste. En la cuarta, puedes lanzar un prototipo de tu producto. En el quinto, puedes evaluar el resultado del primer mes.
  • METAS MENSUALES: Las metas mensuales son las más importantes. En las metas semanales descritas hemos visualizado lo que conlleva un plan de negocios. Pero no es lo único necesario. Recuerda que luego de ello, tienes que buscar retroalimentarte de los clientes, comenzar la venta de tu producto, hacer que el negocio sea autosuficiente, y finalmente, albergar la posibilidad de contratar personal para hacer crecer tu idea.

 

  1. EL RETO DE CONTRATAR

Si no tienes el tiempo necesario, pero sí el capital, una buena idea es contratar personal que haga lo que tú no puedes hacer por falta de tiempo. Sin embargo, no contrates sólo porque te cae bien alguien. Puedes iniciar pequeños proyectos, y hacer que potenciales postulantes te apoyen en estos proyectos sin estar atados a tiempos de trabajo estrictos. Lo interesante es medir sus potencialidades en el campo mismo. Luego de varias experiencias, puedes animarte a contratar a los mejores a tiempo completo.

Vía: 100negocios.com / revistacloudcomputing.com

Foto: blog.trabajando.pe

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario