¿Eres adicto a Internet?

internet

Internet es una inmensa puerta que abre a un mundo de posibilidades tecnológicas por lo que es difícil imaginar cómo sería nuestra vida si no tenemos acceso a la web y a las atrayentes redes sociales.

Y es que se ha convertido el pan de cada día y una herramienta indispensable en el ámbito laboral y familiar jugando un importante papel en nuestro tiempo de entretenimiento y ocio que ayuda a mantener el contacto con familiares y amigos.

Pero, ¿es posible ser adicto a Internet?

Lo cierto es que el incremento del uso de Internet ha conducido en muchos casos a su uso patológico que se ha catalogado como adicción a Internet y, por ende, a las nuevas tecnologías como teléfonos móviles, iPads, videojuegos, compact disc (CDs), etc.

Y si tenemos en cuenta, según datos estadísticos en los Estados Unidos, que el 87% de los adultos y el 85% de adolescentes usan la web en gran parte del día, ¿no crees que su uso excesivo puede conducir a problemas de conducta, atención, trastornos del sueño, mala alimentación y estrés?

Adicción que transtorna

Según estudios de la Asociación Psiquiátrica Americana, dicha adicción se caracteriza por el uso excesivo de la web lo que lleva a síntomas en cambios de humor, incapacidad para controlar la cantidad de tiempo y hasta la disminución de la vida social.

Para los especialistas, los adictos que están desconectados se sienten nerviosos o ansiosos, lo que puede generar una enfermedad mental. Por ello los psiquiatras han decidido incluir el término Internet Use Disorder (DIU) que son todo tipo de síntomas relacionadas a la salud mental por el uso excesivo de la web.

Entre los síntomas se incluyen la preocupación por el juego, los síntomas de abstinencia (como la ansiedad y la irritabilidad), mientras que fuera de línea, la necesidad de gastar grandes cantidades de tiempo de juego (llamado “tolerancia”), la pérdida de otros intereses y aficiones, incapacidad para limitar el tiempo de juego, el uso de los juegos para mejorar el estado de ánimo y hasta el engaño de familiares sobre el uso.

Aunque el DIU está más estrechamente relacionada con la adicción a los juegos en línea, muchos estudios científicos amplían su definición para incluir el uso excesivo de Internet en general.

Otro dato a tomar en cuenta : según un informe de la Asociación Psiquiátrica Americana los jóvenes estadounidenses, entre 15 a 24 años, usan regularmente la informática en casi la mitad de su tiempo libre y en donde el teléfono móvil es la tecnología más usada, ya que es usado por 8 de cada 10 jóvenes.

También afecta el cerebro

Lo cierto es que existe evidencia que la adicción a Internet permanentemente daños muchas de las regiones del cerebro que afecta de forma similar adicción a las drogas o el alcohol.

En un estudio publicado el año pasado, por ejemplo, los investigadores encontraron reducciones en el volumen cerebral en 18 personas jóvenes que eran adictos a Internet en comparación con los volúmenes cerebrales de los no adictos.

Hay que considerar que en los adictos a Internet varias de sus regiones cerebrales están disminuidos lo que significa que les afecta el procesamiento emocional, las habilidades de pensamiento, la atención y el control cognitivo.

Aún así, no todo el mundo está convencido de que el DIU debe ser clasificado como un trastorno de salud mental. Algunos han argumentado que los diagnósticos de la adicción a Internet, al igual que los de adicción a las compras, al sexo y a la comida, son en realidad síntomas del amento y dependencia a “la tecnología progresiva de la vida cotidiana”.

¿Cuáles son los síntomas?

Como se ha visto ya existe una nueva adicción que viene afectando a los adolescentes de todo el mundo: internet. Solamente en España, se calcula que existen más de 380.000 jóvenes de 14 a 17 años que presentan alguna conducta adictiva a la web, según un estudio del Centro de Seguridad de Internet Protégeles.

Entonces, para poder actuar cuanto antes, los especialistas dan a conocer una lista de síntomas detectables para saber si el hijo es adicto o no a la red. Si presenta más de tres, es necesario actuar de inmediato.

– Sienten euforia y satisfacción cuando está frente a la pantalla o la consola.

– Sus pensamientos están enfocados en internet cuando está haciendo otros quehaceres.

– Mienten sobre el verdadero tiempo en que pasas conectados a la red.

– Descuidan su vida de relación, especialmente con la familia, los amigos y el estudio.

– Son inquietos y están siempre angustiados cuando no están conectado a un chat.

– Muchos intentan cortar su adicción a la computadora sin conseguirlo.

– Duerme menos horas y navegan y chateas más durante la noche.

– Muestran extrema irritabilidad cuando se les interrumpe o se les niega el acceso.

– Abandonan las aficiones y obligaciones y casi no salen de casa los fines de semana para estar frente a la pantalla.-

– Descuidan su propia salud descuidando su alimentación.

– En casos extremos por el tiempo frente a la pantalla tienen los ojos secos, lagrimean, dolores de cabeza, de espalda, de muñeca y mal humor.

¿Qué hacer?

A veces es lógico pensar que el uso racional y moderado de la web podría evitar la aparición de estas adicciones. El problema es cuando este medio o un instrumento (Internet, smartphone) se transforma en un objetivo en sí mismo por lo que hay abuso de estas tecnologías generando mecanismos de dependencia.

Para los que ya son adictos a internet se necesita sin duda la intervención de especialistas de salud mental (psicólogos, psiquiatras) especializados en estos trastornos. Lo cierto es que hay algunos consejos para dejar paulatinamente esta adicción.

En primer lugar, así como el alcohólico  o el drogadicto, se tiene que admitir que existe el problema. A partir de allí, ponerse límites en el uso de la computadora, el celular o tablet en ciertos horarios y deberá cumplirlo.

Otro de los tips es buscar un pasatiempo que no involucre Internet, la televisión o los videojuegos y que al terminar sus labores, tanto si están trabajando o estudiando, deben darle prioridad a las responsabilidades en el hogar, con la limpieza, por ejemplo, o lo que sea necesario.

También se aconseja salir con los amigos para ir al cine,de compras, a comer, etc y evitando siempre aquellos lugares donde se tenga acceso gratuito a Internet.

De lo anteriormente expuesto, ¿conoces de alguien que ha podido dejar la adicción a la red? ¿cómo lo hizo?

Vía: artutogoga
Foto: unocero

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.