¿Es rentable hacer cine en el Perú?

produccion-cine-peruano

Cientos de estudiantes egresan de sus facultades de Comunicación o de Publicidad, con el sueño de alguna vez convertirse en directores, productores o guionistas dentro del cine nacional. La primera impresión que tienen los padres ante los sueños de sus hijos es: “¿De qué vas a vivir? ¿Acaso el cine da dinero?” El pensamiento de los padres no es completamente errado. Durante décadas enteras, el cine peruano ha estado a la zaga de las producciones hollywoodenses. ¿Este panorama está cambiando?

LA REALIDAD ACTUAL

En esta ocasión, no hablaremos de las películas nacionales que sólo se observan en el terreno independiente. Nos enfocaremos en aquel cine que se ve a través de las cadenas conocidas por todo cinéfilo común y corriente. Hasta el 2005, en el Perú sólo se transmitían cinco películas en el ámbito del cine comercial. El año pasado, esta cifra aumentó a 13.

¿Motivador, no es cierto? El cine nacional está creciendo en importancia, pero aún así, está muy por debajo de otros países de la región, como México, con 126 películas estrenadas en el 2013, Argentina con 148, Chile con 60 e, incluso, Bolivia, que nos superó el año pasado con 21 cintas. Pero los pronósticos para los años venideros son positivos para el cine nacional: se tiene previsto que para el 2014 se estrenarán 15 películas, y para el 2015 la cifra rondará las 20.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


LA FINANCIACIÓN

Aquí viene la parte financiera a jugar. Joel Calero, director de cine de la UPC y también director de la película “Cielo oscuro” estrenada en el 2013, reveló que esta cinta le costó nada menos que 400.000 dólares. Nada comparable con el costo de la película más taquillera del cine peruano, “Asu mare”, que contó con un financiamiento de 700.000 dólares.

¿Lluvia de dinero dentro del cine nacional? Todo lo contrario. Los costos están por las nubes, sobre todo porque no existen los suficientes equipos de grabación y de otros equipos para proyectos cinematográficos en el Perú. La mayoría de las empresas que cuentan con estos equipos para alquiler, tienen su agenda rellena de empresas de publicidad que requieren sus servicios. Porque en el Perú, la publicidad sí es altamente rentable.

Sin embargo, el cine peruano no está del todo desamparado. Una buena fuente de financiación para los jóvenes realizadores consiste en los más de 7 millones de soles en premios que anualmente desembolsa el Ministerio de Cultura a través de sus numerosas competencias. El Ministerio busca premiar a realizadores nuevos que a través de sus cintas independientes se animen a postular a los concursos realizados por la entidad. Bacha Caravedo, guionista de “Perro guardián”, confiesa que el 50% de la cinta logró financiarse gracias al apoyo del Ministerio de Cultura. Una opción a seguir.

OTRA INNOVADORA FORMA DE FINANCIACIÓN: EL PRODUCT PLACEMENT

El product placement es algo que muchas veces hemos visto en el cine hollywoodense. Productos y marcas que saltan a la pantalla en el momento menos esperado. El héroe de acción acaba de pelear contra 5 feroces hombres y sale en busca de una bebida energizante, y precisamente ahí aparece la marca en toda el ecrán. Es una de las formas de financiamiento que han encontrado algunos realizadores del cine nacional.

Dos productoras han tomado esta estrategia, que seguramente va en contra de los puristas del cine. Big Bang Films (productora de “El buen Pedro”, “Quizás mañana” y “Jappy Ending”) y Tondero Films (realizadora de “Asu mare” y “A los 40”), revelan que el product placement forma parte de sus realizaciones.

Para Tondero esta estrategia es vital para sus operaciones, pues calculan que hasta un 80% de sus cintas logran financiarse gracias al product placement. Además, esto no provoca una transgresión al planteamiento del guionista o director. Los productores no varían la historia, y envían la historia original hacia algunas empresas, quienes observan si resulta conveniente o no insertar su marca en determinada escena. Así que, es una buena época para el cine nacional, sólo hay que explorar la creatividad a mil.

Vía: América Economía

Foto: elcomercio.pe

Artículos Relacionados

comments