La “nube”, el negocio del nuevo emprendedor

emprendedor

emprendedor

El modelo de la “nube” (cloud) parece haber abandonado finalmente su carácter de tecnología emergente para comenzar a acomodarse en el mapa y alcanzar así cierto nivel de madurez. De hecho, las empresas de varios países latinoamericanos ya consideran la inversión en “cloud” como la cuarta prioridad a la hora de elaborar sus presupuestos.

El negocio del nuevo emprendedor

Otro dato es que el 70% de las empresas empiezan a valorar la “nube” como una oportunidad para sus negocios, en tanto que las empresas que han optado por este modelo en su negocio han logrado multiplicar por 5 su velocidad en la realización de sus operaciones.

En esa línea, en cuanto a la necesidad que buscan cubrir las empresas con la implantación del “cloud”, destacan dos variantes: la velocidad y la capacidad, en tanto que el coste adopta un papel secundario, siempre y cuando se alcancen con éxito los primeros objetivos.

No obstante, la seguridad sigue siendo la mayor preocupación y la principal causa de recelo entre los potenciales clientes, debido en gran medida a la desorientación que produce el desconocimiento de este modelo y la variedad de proveedores.

Respecto al futuro y las tendencias para este año, se espera que continúe el proceso de crecimiento en dos vertientes. Por una parte, se augura un aumento del número de empresas que salten al modelo “cloud”; y, por otro lado, se prevé que la propia tecnología evolucione a un nivel de madurez mucho más profundo.

Ventajas de la nube

Dijo Julio Verne que “Todo lo que uno puede imaginar, otros podrán hacerlo realidad”. Y si bien esta frase fue acuñada hace más de cien años, hoy, en pleno auge de las tecnologías de la información, comprobamos que el famoso escritor estaba en lo cierto. ¿Un ejemplo? Nos estamos subiendo a la “nube”, y no hay marcha atrás.

Entonces, ¿qué empresario no ha deseado disminuir costes, tener una mayor flexibilidad en los servicios que contrata o poder trabajar cuando lo necesite y en cualquier lugar?

Quien imaginaba una experiencia mejor para su gestión empresarial, ya la tiene convertida en realidad; y se llama “Cloud Computing”, que es un nuevo modelo tecnológico que permite disfrutar de servicios informáticos a través de Internet, residiendo su principal valor añadido en que los recursos hardware (servidores), el software (aplicaciones) y los datos (almacenamiento) se contratan mediante un sistema de “pago por uso” o “bajo demanda”.

Esto significa que el usuario puede decidir, en cada momento, la potencia, las aplicaciones o la capacidad que va a necesitar, y pagar exclusivamente por ello; ya no habrá necesidad de costosas inversiones en dinero y tiempo que sí eran necesarias hasta ahora y, además, al trabajar vía comunicaciones, podrá utilizarlas en cualquier momento y lugar. Un sueño hecho realidad.

Así que vivir en la nube ofrece una rápida capacidad de adaptación que suponen un enorme ahorro de costes en inversión, en sistemas ociosos, espacio y energía, y permiten disfrutar de liquidez para emplearla en otras necesidades de la empresa, lo cual es un gran valor añadido teniendo en cuenta el contexto económico en el que nos encontramos.

Ante lo visto, ¿crees que a una empresa le conviene estar inmerso en la nube?

Vía: nuevaempresa
Foto: panoramaaudiovisual

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion