Las falsas ideas que crecen en los nuevos emprendedores

llueve-el-dinero

¿Te has percatado que todos ahora quieren ser emprendedores? Sueñan con una vida acomodada, con horarios de trabajo reducidos, con una cuenta bancaria enorme que los mantendrá tranquilos, un poco más y creen que llevarán la misma vida que Bill Gates o Carlos Slim. Sin embargo, para la mayoría de emprendedores esto no es así. Muchos tienen que pasarse las madrugadas despiertos, otros viven bajo una incertidumbre perpetua, y otros cuantos tienen que trabajar más que los empleados de la Revolución Industrial, en épocas de muchas ventas. ¿Estás dispuesto a llevar esa vida?

Existen, por tanto, una serie de mitos que no reflejan la vida real que enfrentan los emprendedores. Puede que no hayamos contemplado todos los mitos, pero hemos recogido los más significativos:

  1. EMPRENDER ES PARA TODO EL MUNDO

Ya lo habíamos adelantado en el inicio del artículo. Hay personas que no pueden o no saben vivir con la incertidumbre. Lo mejor para ellos es vivir su sueño como empleado, hasta que logren una cantidad de capital importante, y la incertidumbre ya no forme parte de él (aunque en la mayoría de casos, nunca los abandona). Vivir tu sueño es lo ideal, pero no vayas a convertirte en emprendedor y vivir una total pesadilla.

  1. LOS EMPRENDEDORES GANAN DINERO RÁPIDO

Muchos sueñan que a los 6 meses de iniciado el negocio, ya los emprendedores están llenos de dinero, pensando en comprarse un auto o un departamento. Esta es la mentira más grande de todas. Pregunta a los emprendedores exitosos del lugar donde vives. ¿Cuántos años les tomó? Ahí descubrirás que el éxito no se consigue de la noche a la mañana. Hay una razón sencilla: los clientes no suelen acercarse a empresas nuevas, generan desconfianza.

  1. SI TE ABURRE TU TRABAJO, ENTONCES ES MEJOR EMPRENDER

Es la ley de lo menos malo. Muchos emprendedores ven en el negocio un medio de escape a su trabajo aburrido o a su jefe explotador. El problema es que toman un negocio sin la necesaria motivación. Al final, terminan aburriéndose de su propio negocio o convirtiéndose ante sus colaboradores en un émulo de su jefe explotador.

  1. CON UN PLAN DE NEGOCIOS LO HACES TODO

El plan de negocios es una guía, no un fin. El plan de negocios te enseña un camino probable, no te lleva hacia el éxito. Así que no hagas un plan de negocios que parece una Biblia. Tu plan de negocios debe ser lo más sencillo posible, con las ideas y metas claras, y reflejando la forma de financiación del negocio. Los emprendedores creen que lo que ellos consideran que va a darse en el mercado se va a cumplir. No asumen que las externalidades a veces nos rebasan.

  1. CREAR UN NEGOCIO ES SENCILLO

De hecho es sencillo. Por ejemplo, una tienda (ya sea de abarrotes, electrónica, ropa, artículos de limpieza, etc.) se maneja de forma sencilla. Hay un vendedor, hay unos proveedores, y hay clientes que se acercan a la tienda. Eso es un sistema, más que un negocio exitoso. Todos te hablan de un sistema, nadie te va a contar cómo alcanzar el éxito. Te darás cuenta que emprender es un vaivén constante.

  1. CON UN POCO DE DINERO ES SUFICIENTE

Siempre y cuando tu negocio no requiera de maquinarias o de gastos operativos enormes. Si tu negocio se basa en tu talento, puedes optar por tercerizar la producción, es decir, al inicio del negocio convertirte únicamente en un nexo entre los clientes y los proveedores. Pero, si tu negocio requiere de una gran o mediana inversión, no hay nada que puedas hacer al respecto. Ahorrar mucho y acceder a inversionistas de riesgo, esa ser tu misión.

  1. CON UNA BUENA IDEA O PRODUCTO ES SUFICIENTE

La película “La red social” nos deja una gran enseñanza. Los emprendedores como Mark Zuckerbeg no tuvieron una idea sumamente creativa, tomaron la idea de otro y le agregaron valor. Fue un innovador, y no un creativo. Innovador porque vio en esa creación un potencial económico inimaginable. Los emprendedores no tienen que ser necesariamente unos creativos como Tesla o Edison. Su prioridad es la construcción de sistemas y no de productos físicos.

Vía: emprendedoresnews.com / javiermegias.com

Foto: unapaginaunminuto.wordpress.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion