Los “chatbots”, ¿la publicidad del futuro?

chatbots

La aplicación de chat más popular entre los adolescentes de Estados Unidos, Kik, lanzó una función que podría ser el futuro de la publicidad o el inicio de una nueva era en la forma en que las marcas se relacionan con su público. Se trata de una interacción en la que las personas hablan directamente con las marcas a través de robots.

[cita class=”d”]Este modelo de chat en tiempo real es lo que se plasma con los “chatbots” sólo que la interacción consiste en que el usuario puede charlar con una marca de la misma forma en que se puede charlar con un amigo, lo cual es muy sorprendente.[/cita]

La aplicación Kik Messenger, afirma que 4 de 10 adolescentes en EE.UU. son usuarios activos de su servicio. Actualmente, gracias a la implementación de una tecnología, los adolescentes que usan Kik tienen algo que se asemeja a conversaciones reales con diversas marcas por medio de la aplicación. En palabras más simples se trata de un chat con un robot.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




La historia de robots que sostienen conversaciones con humanos se remonta hasta la década de los 60s, cuando el profesor del MIT Joseph Weizenbaum desarrolló un programa de computación llamado ELIZA el cual podía mantener una conversación abierta con humanos. Estos “chatbots” que conversan fueron mejorando cada vez más; ahora pueden aprender de sus conversaciones y se vuelven más hábiles para hacernos pensar que ellos también son inteligentes.

Hoy en día, gracias a la proliferación de las aplicaciones de chat, los “chatbots” tienen más plazas donde encajar pues siempre hay un lugar donde los usuarios de smartphones están pasando su tiempo “chateando”. Este modelo de chat en tiempo real es lo que se plasma con los “chatbots” sólo que la interacción consiste en que el usuario puede charlar con una marca de la misma forma en que se puede charlar con un amigo, lo cual es muy sorprendente.

chatbot

Actualmente los robots de chat de Kik son primitivos, El “chatbot” del equipo de Kik cuenta chistes y es lo más cercano al intento de una conversación real, mientras los que pertenecen a las marcas, pueden responder sólo con más contenido aunque los desarrolladores son muy cautos al respecto pues hay cierto temor de que un “chatbot” más autónomo pudiera comenzar a decir cosas que pudieran dañar a la marca.

En un mundo donde las aplicaciones de chat son tan populares pero que a la vez no tienen publicidad, los expertos se cuestionan cómo éstas logran ganar dinero. Por ejemplo WhatsApp, que fue vendida por 19,000 millones a Facebook, no tiene publicidad, y Mark Zuckerberg declaró que su intención es que continúe siendo así.

Cabe resaltar que durante la primera semana que Kik ofreciera sus chats “auspiciados”, 1,5 millones de personas eligieron seguir alguna de las campañas. De esa forma, el robot de chat de Kik, que comenzó como un experimento y funciona desde hace 5 años recibe 1,8 millones de mensajes por día.

Lo que resulta curioso es que los usuarios de Kik, de los cuales el 80% tiene menos de 22 años, quieran hablar con un robot y además relatan cómo éste les ayuda con una situación, ya fueran consejos sobre citas, ser maltratado por compañeros en la escuela, lidiar con una enfermedad o incluso consejos sobre entrevistas laborales. Aquello entusiasma y les da fuerzas a sus creadores.

Como verá, parece ser que esta es la nueva forma de publicidad que comenzará a funcionar en el futuro próximo, de la mano de las aplicaciones de chat.

¿Estaría dispuesto a chatear con uno de estos robots de publicidad?

Fuente: The Wall Street Journal, chatbots.org

Imágenes: capital.com.pa, dicenporahique blog

comments

Autor entrada: Equipo Pymex PU

Deja un comentario