¿Por qué no conviertes tu hobby en un negocio rentable?

hobby-fotografia

Resulta curioso que muchos emprendedores no se sientan contentos con lo que hacen en su empresa. ¿Entonces para qué abren un negocio? ¿Solo para ganar dinero? ¿Dónde queda la pasión? Quienes han llevado su hobby o pasatiempo favorito al terreno de los negocios te pueden asegurar lo maravilloso que es ganar dinero haciendo lo que a uno le gusta. Quizás te suene ridículo convertir tu hobby en un negocio, pero sí que es posible.

Las etapas de un hobby

Antes de lanzarte a una aventura empresarial, debes conocer en qué fase te encuentras:

1° Fase: Amas tu hobby pero no eres diestro en ello (preferible no hacer negocio).

2° Fase: Amas tu hobby, sabes cómo hacerlo bien, pero no es rentable en el mercado (preferible no hacer negocio).

3° Fase: Amas tu hobby, sabes cómo hacerlo bien, y existe antecedentes de que es rentable (comienza tu negocio ahora).

Razones por las que deberías hacer de tu hobby un negocio

SI te encuentras en esa tercera fase, deberías dejar de hacer lo que estás haciendo ahora y comenzar a hacer de tu pasión tu fuente de dinero. ¿Sabes cuáles son las ventajas de hacer de tu hobby un negocio? Aquí te lo explicamos:

  1. Porque literalmente no trabajarás. Un hobby es como un juego. Te divertirás haciendo lo que más disfrutas. Éste es sin duda el primer paso al éxito.
  2. Porque es altamente rentable. Escuchar música o viajar no son rentables, pero crear tu estudio de grabación u organizar viajes sí que lo son. Enfoca bien tu hobby antes de lanzarte al competitivo mercado de hoy.
  3. Porque existen clientes deseosos de algo diferente. Es probable que ya existan antecedentes de negocios similares al tuyo, pero al ser un mercado aún en crecimiento, existirán personas que estén buscando alternativas diferentes como la que tú ofreces.
  4. Porque podemos rodearnos de gente con gustos similares a los nuestros. Es, para mi gusto, una de las principales razones por las que deberías convertir tu hobby en un negocio. Podrás rodearte de colaboradores o socios que compartan tus mismos pasatiempos o gustos. Eso es algo que tiene más valor que el dinero.

Un caso paradigmático: El hobby de las velas

Tom Green y Alice Barrow eran dos empleados comunes de Gran Bretaña. Ambos compartían una pasión: hacer velas decorativas con diseños únicos. A ambos se les ocurrió comenzar a vender estas velas en sus tiempos libres. Las velas comenzaban a venderse por sí solas, incluso llegando a precios que rondaban los 55 dólares por unidad.

Lo demás cayó por su propio peso. Green y Barrow se percataron que ya no podían seguir en sus empleos, que su hobby se había convertido en algo notablemente rentable. Del negocio de los días libres al pequeño puesto en un mercado londinense, fue cuestión de días. Y los clientes siguieron aumentando. Hoy,  son los propietarios de Wick and Tallow, una empresa que ha crecido tanto que hasta tiene que externalizar su producción para cubrir su alta demanda.

Algunas recomendaciones finales

  • Halla un problema a resolver. Si no lo encuentras, es porque tu hobby no tiene visos de ser rentable.
  • No olvides crear un nombre para tu negocio, diseñar un logotipo y crear tu propia página en Internet. Las tiendas virtuales y las físicas trabajan de la mano hoy en día.
  • Busca gente que comparta el mismo hobby que tú. Podrían convertirse en inversionistas de tu negocio.
  • No inviertas todo tu dinero en tu nuevo negocio. Si tu hobby es rentable como tú piensas, el negocio logrará salir a flote a pesar del escaso capital. Si no es así, aún tienes una segunda oportunidad para intentar abrir un negocio en otro rubro.

¿Has intentado hacer de tu hobby un negocio rentable? ¿Cuáles fueron los resultados?

Vía: bbc.co.uk / coyunturaeconomica.com

Foto: salcobrand.cl

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion